sábado, 13 de febrero de 2016

SD Eibar - Levante UD: Ganar, ganar y ganar

Crucial, determinante, vital... Si quieren, podemos seguir jugando a marcar con calificativos el partido que el Levante afronta mañana domingo a partir de las 18:15 horas en Ipurúa. Una final en mayúsculas (otra más) que en función de su devenir marcará y de qué manera las aspiraciones del cuadro levantino en la competición liguera. Una derrota, en la que pocos pensamos, hundiría moralmente a un equipo ya justo de ánimos. Por otra parte, sumar (y si son tres, mejor) inyectaría una dosis de moral de cara a la visita del Getafe del próximo viernes.

Bajas en ambas escuadras

-Fotografía: Morales en el duelo de la 1V/ Las Provincias-
Si no fuera poco con las ausencias por lesión de Rubén, José Mari, Juanfran y Pedro López, hoy se ha unido a esta desafortunada lista el lateral derecho Iván López. Unas molestias en el psoas le excluyen al valenciano de una citación carente de hombres hábiles para tal demarcación. Veremos qué inventa Rubi. Lerma, sancionado, y Trujillo por decisión técnica también se quedan en Valencia. La gran novedad es la aparición, tras muchos meses, de Víctor Casadesús.

Por su parte, Mendilibar cuenta con las bajas de Jaime, Ramis, Luna, Ekiza y Keko por lesión, además del sancionado David Juncà. Lillo hará las veces de lateral zurdo, con Pantic de vuelta a una convocatoria y los jóvenes Gayoso e Imanol Corral.

Desde prismas opuestos

Eibar y Levante observan el enfrentamiento de mañana desde un punto de vista radicalmente opuesto. Los vascos permanecen relajados en la octava posición con treinta y tres puntos y, pese a la debacle del pasado curso, esperan no repetir errores y firmar una segunda vuelta tan sumamente desastrosa. De momento, son tres sus derrotas de manera consecutiva.

Por su parte, los pupilos granotas viajan con la necesidad de abandonar el farolillo rojo cuanto antes o, al menos, engancharse al tren de equipos que pelear por eludir el descenso. Una victoria en Éibar sería sublime. 114 gargantas de las nuestras allí estarán. Gracias a todas ellas y todos ellos de corazón.