domingo, 7 de febrero de 2016

Rubi: "Los jugadores se pueden ir con la cabeza bien alta"

Con un sabor agridulce. Satisfechos por el gran trabajo realizado pero con la pena por el resultado final. Así se sentirán miles de levantinistas. Mientras tanto, Luís Enrique afirmaba en rueda de prensa que de no haber realizado un trabajo tan completo, hoy no podría haberse ganado. Tal y como pensaba, costó mucho este partido y no le sorprendió para nada que el Levante llegara en numerosas ocasiones al ataque ya que es un equipo muy bien trabajado.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Rubi, por su parte, pensaba que se había realizado el partido que había que hacer, estando en esa época que faltó esa pizca de suerte al haber tenido ocasiones y no aprovecharlas como la de Morales y Jefferson Lerma. "Nos equivocamos poco y el tiempo fue corriendo en nuestra contra" añadía. Uno de los temas principales estuvo centrados de cara a la sustitución de Ghilas, a lo que respondía: "Había que refrescar el ataque, pero estuvo más acertado en defensa que en ataque. No está teniendo buena suerte este año, es evidente. Estáis obsesionados con Ghilas, es uno más de la plantilla" respondía algo molesto ante las preguntas sobre el delantero argelino.

En uno de los partidos más completos a todos los niveles desde su llegada y pese a la falta de acierto en los remates a portería, objetaba que no sabría decir si ha encontrado o no el once ideal. "Ojalá el equipo siga a este nivel. Es posible que sigamos viendo a este tridente (Morales, Rossi y Deyverson). A veces los cambios salen mejor y otros peor" terminaba opinando sobre las sutituciones de esta jornada.

"Era un planteamiento de mucho riesgo, pero intentábamos que con los tres que estaban descolgados hacer que no circularan con facilidad y que alguno de ellos se quedara colgado por el camino. Nos ha faltado suerte, algo o llámalo como quieras" seguía diciendo Rubi sobre el trabajo de su equipo, resaltando también la presión que había forzado algún robo de balón. Finalmente y tras hacer mención de que al Barça es más difícil crearle peligro con el paso de los minutos, destacaba: "Me quedo también con que el equipo hoy ha sido defensivamente fuerte, porque también estoy seguro que vamos a terminar marcando los goles que hoy faltaron. Los jugadores se pueden ir con la cabeza bien alta. Hay que seguir creyendo en que nos vamos a salvar, no hay tanta distancia".