miércoles, 20 de enero de 2016

Suertes dispares en un mismo objetivo granota

El ambiente en la capital del Turia se envuelve de un extraña atmósfera de contrastes. Es una semana clave para el Levante, otra más, en que la nueva final ante Las Palmas se hará de rogar al no tener cita hasta el próximo lunes. No será tampoco un fin de semana de relax, sino más bien de intranquilidad y psicológico, mirando de reojo lo que hacen los rivales directos para tener certeza si esta vez un triunfo sí permitiría abandonar los puestos de abajo o, por contra, la angustia seguirá prolongándose no dependiendo directamente de sí mismos.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Pese a todo, la tercera semana del nuevo año arrancaba lejos de los terrenos de juegos. La Ciudad de la Justicia de Valencia acogía una nueva jornada de declaraciones sobre el todavía renqueante caso del presunto amaño del Levante-Zaragoza de 2011, donde todavía no hay un veredicto firme. Quico Catalán sigue defendiendo la inocencia del club que preside, mientras que Javier Tebas continúa como presidente de LaLiga erre que erre con que no fue un partido limpio, aunque sin aportar las pruebas que lo demuestren.

En lo deportivo, la vuelta a los entrenamientos sigue dejando contratiempos, pero también en esta ocasión algo de fortuna. Este mismo miércoles, se confirmaban los peores presagios. A los lesionados de larga duración Casadesús y José Mari, se suma ahora Rubén García con una rotura de grado dos del adductor mayor de su muslo derecho sufrida el pasado sábado en Balaídos. Rubi pierde a un futbolista, pero recuperará a dos. El Comité de Apelación ha dejado sin efectos la cartulina amarilla a Jefferson Lerma tras el recurso presentado por el Levante, por  lo que no tendrá que cumplir ciclo de amonestaciones. También Juanfran ha iniciado su vuelta para trabajar con el grupo tras las molestias de estas últimas semanas por lo que, si el técnico levantinista así lo ve oportuno, podría disponer del veterano zaguero.

Tampoco hay que quitar un ojo de encima del mercado de fichajes invernal. No hay que descuidarse porque en cualquier momento podría estallar la bomba. Con el único movimiento confirmado y oficial de Mauricio Cuero, se espera al menos la llegada de otros dos efectivos: uno de perfil ofensivo y un segundo en el puesto de central. Giuseppe Rossi, ex del Villarreal, gana enteros para incorporarse al Levante en calidad de cedido, posiblemente en las próximas horas en caso de abandonar la Fiorentina. Otros nombres que sobrevuelan por Orriols son los de Atsu (Chelsea), Montañés (Espanyol), Bakary Koné (Olympique de Lyon) e incluso Míchel Herrero, quien todavía no conoce su futuro.