domingo, 24 de enero de 2016

Rossi congrega a las masas en su presentación con el Levante

Foto: María Villanueva / Mundo Levante UD
Máxima expectación y media temporada por delante para revertir la situación deportiva. Giuseppe Rossi llegó a Valencia el pasado viernes por la tarde, ayer se puso a las órdenes de Rubi y hoy mismo tenía lugar su presentación en el Ciutat de Valencia antes del partido contra Las Palmas.

En torno a un millar de espectadores se congregaron en la grada de tribuna del coliseo granota para dar la bienvenida a su nuevo fichaje mediático y apoyar al equipo en el entrenamiento, viéndose incluso las primeras camisetas azulgranas con su serigrafía. A diferencia de lo que viene siendo habitual, Rossi saltó primero al terreno de juego para hacer el tradicional posado fotográfico y tuvo el detalle de, uno por uno, atender a los aficionados firmando o haciendo numerosas fotografías que seguro guardarán para el recuerdo.

En sala de prensa, la ausencia más destacada fue la del presidente Quico Catalán, remplazando su puesto el consejero Miguel Ángel Ruiz, quien se encargó de darle la bienvenida en nombre del club. Manolo Salvador reconoció que quedan pequeños detalles para poderse zanjarse de forma oficial la incorporación de Atsu y se sigue trabajando en la llegada de algún central. Además, declaró que la opción de compra sobre Rossi dependerá del rendimiento del propio futbolista durante estos meses.

El delantero italiano manifestaba que su decisión venía propiciada porque conocía muy bien al Levante y esta Liga, siendo uno de los primeros clubes en interesarse por él. "Por mi estilo de juego, creo que es el equipo justo con que competir" añadió. A Rossi le sorprendió la gran acogida de la gente, una de las más multitudinarias que se recuerda, y espera ahora responder sobre el terreno de juego con sus aportaciones en forma de goles y trabajo.

Foto: María Villanueva / Levante UD
Rossi deseaba que se repitiera la misma historia vivida años atrás con el Parma, donde también compitió con el objetivo de la permanencia de por medio y la cual se convirtió en realidad. En cuanto a su estado físico, no le preocupaba sus antecedentes con las lesiones. "Solo tengo ganas de jugar, estar en el campo y ayudar a salir del Levante de esta situación. No se lo merece porque he visto mucho partidos y los resultados no han acompañado. Espero que en estas jornadas se pueda salir de los puestos de abajo".

También recordaba el liderato del Levante cuando él estaba en el Villarreal, vivido en primera persona como rival. Habiendo tenido ya toma de contacto con el grupo, poco a poco va conociendo mejor a sus nuevos compañeros y entrenador y se siente cómodo con estos. Por ello, espera tener buena asociación con Deyverson y demás delanteros y se encuentra ya a la disposición de Rubi si decide contar con él para el partido contra Las Palmas.

Finalmente, el reto que se marcaba Rossi, además de la permanencia, era disfrutar porque jugar al fútbol es la cosa más bonita del mundo, aunque haya presión de por medio. Por ello, los números individuales y su posible convocatoria para la Eurocopa de este año ya es algo secundario.