lunes, 4 de enero de 2016

Mauricio Cuero: pólvora colombiana

Hay oportunidades de oro que no hay que desaprovechar. Esa frase pensarían seguro las dos partes de una misma historia: Mauricio Cuero y el Levante Unión Deportiva. Para el jugador, una oportunidad única de regresar a la denominada mejor 'Liga del mundo' y ya más consolidado futbolísticamente; para la entidad levantinista, un lujo poder contar ante una de las grandes revelaciones del campeonato argentino. Pero para que todo ello fuera posible, mucho oro precisamente es lo que hizo falta: 3,2 millones €.

-Mauricio Cuero con Banfield-
¿Pero quien es Mauricio Cuero? Para una amplia mayoría todavía un gran desconocido. Nacido en Colombia hace 22 años, su andadura profesional daría el pistoletazo de salida en su país natal. La Equidad sería su primer club hasta la finalización del año 2013, comenzando ahí a reflejar sus buenos dotes, los cuales le sirvieron para ir convocado con la selección sub-20 colombiana y proclamarse campeón del campeonato sudamericano.

Dada su juventud y el porvenir que guardaba, durante unas semanas permaneció a prueba en el Bastia francés y el RCD Mallorca con tal de convencer para ganarse su primera oportunidad en el fútbol europeo; ambos desestimaron su contratación. Pero finalmente sería en Rumanía, de mano del FC Vaslui, donde estaría durante medio año y con una escasa e irregular participación en los partidos.

Con tal de no estancarse su progresión, Cuero y el club rumano acordaron una cesión al Club Olimpo argentino, volviendo a reencontrarse con la felicidad y un mejor fútbol. Con la entrada del 2015, daría un paso más con la incorporación ya estando en propiedad con Banfield, uno de los aspirantes a hacer sombra a las grandes plantillas de la competición AFA. Y no defraudaría. Junto al hijo de 'Cholo' Simeone y el internacional ecuatoriano Cazares, Cuero se coronó como una de las figuras de 'El Taladro'.

Muchos aficionados de Banfield no dudaron en estampar en sus camisetas verdiblancas la serigrafía de Mauricio Cuero y el dorsal número siete. Semana tras semana, el papel del futbolista cafetero fue de vital importancia para ir aupando a su plantel hacia los primeros puestos y terminar certificando la clasificación para la Copa Sudamericana de 2016.

Los siete goles y cuatro asistencias a la postre del campeonato fueron el aval definitivo para que el Levante terminara apostando firmemente por él. El 10 de noviembre, el equipo valenciano oficializaba su traspaso tras el acuerdo con La Equidad -quien se reservaba un porcentaje de sus derechos- y Banfield. Dos años más tarde, esta vez sí podrá demostrar su valía en la primera división del fútbol español, llamado a proclamarse poco a poco como uno de los nombres destacados del decano de la Comunidad Valenciana.

-Cuero presentado con el Levante UD (@Jorge Ramírez)-
Futbolísticamente, Cuero es capaz de ofrecer gran variedad de recursos que le hace ser para sus entrenadores una pieza interesante dentro de sus esquemas. Es por esa muestra de polivalencia que pueda desenvolverse en cualquiera de las posiciones ofensivas, sea en ambas bandas, de mediapunta o como delantero centro, aunque principalmente suele participar más en el costado derecho. Cuero posee una gran aceleración y velocidad que, junto a su corpulencia física y a pesar de no ser de talla grande, le hace presentarse como un jugador difícilmente de marcar por los rivales. Además dentro de sí posee una gran astucia tanto con manejo del balón cuando dribla como una destacada lectura del juego del equipo a la hora de encontrar un buen desmarque. Por ello, llegando desde la segunda línea, se antoja como imprescindible gracias a su precisión con el pie que le permite participar en un alto porcentaje de goles, tal y como demuestran sus números en Banfield. Si bien es cierto que su intensidad e involucración en ataque son constantes, esto le hace descuidar y ser menos activo en labores defensivas, situación que deberá perfeccionar dadas las exigencias del Levante.

Con mucho fútbol, con todavía evolución por delante, pero teniendo que responder sobre el césped ante su primer gran reto, este es Mauricio Cuero. Su pólvora también la quiere hacer estallar vestido con los colores azulgranas y que mejor forma de demostrarlo que en Valencia, la ciudad de las Fallas, y en un equipo en que urge una dosis de artillería que vuelva a aturdir a cualquiera.