sábado, 30 de enero de 2016

El ansia de soñar aterriza en Sevilla

El Levante quiere revolucionar la capital hispalense, y no sería la primera vez. De los últimos cuatro envites que el cuadro granota ha disputado frente al conjunto sevillista, ha puntuado en la totalidad de ellos. El próximo domingo, a partir de las 12 horas, el Sánchez-Pizjuán recibirá a un Levante que no sale de sus horas bajas, pero con la moral subida tras conseguir los tres puntos frente a Las Palmas. Pese a no ser un partido de “su Liga”, los de Rubi no quiere dejar escapar la oportunidad de puntuar lejos de casa y acercarse al objetivo de la salvación. En frente tendrán a un Sevilla que todo lo gana. Acaba de certificar su pase a semifinales de la Copa del Rey y ha salido victorioso los últimos nueve partidos de Liga disputados en su campo.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
La expedición levantinista partirá a la capital andaluza con una citación asediada por las lesiones. Hasta cuatro jugadores, Rubén García, José Mari, Casadesus y Pedro López, se quedarán en Valencia y continuarán sus respectivas recuperaciones con el fin de poder contar para Rubi en un corto periodo de tiempo. Tampoco viajará el sancionado Deyverson quien, por doble amarilla en el encuentro frente a Las Palmas, fue expulsado y no estará en la delantera granota. Y el descarte del técnico catalán es Juanfran que continúa sin entrar en la convocatoria ni en los planes del míster.

La gran sorpresa ha llegado por la convocatoria del canterano Pepelu, que viajará con el primer equipo a Sevilla. El que probablemente sí que vuelva a tener minutos como levantinista será Giuseppe Rossi, que junto a Ghilas, será la referencia de ataque a merced del planteamiento que decida Rubi para el encuentro. Quien quiere reafirmar su puesto como titular es Cuero, tras tener la oportunidad de jugar dos partidos consecutivos como titular, ante el Rayo y el Celta, el último partido se quedó sin minutos saliendo en su puesto Xumetra. Morales promete seguir abanderando a un equipo que tiene la tarea pendiente de hacer un buen partido en defensa, ante la gran pegada que se va a encontrar por parte del cuadro sevillista.

Un Sevilla que no contará con Unai Emery desde el banquillo tras ser expulsado y sancionado el último encuentro ante el Atlético de Madrid. Tampoco con Vitolo por el mismo hecho, ni con Banega ni Krychowiak por lesión. A pesar de las adversidades, es ineludible el gran potencial y el buen momento en el que se encuentra el conjunto andaluz. Un escollo muy difícil para el Levante, comenzando por el muro en la portería, y adelantando líneas con jugadores curtidos y en forma. 

El conjunto de Rubi llegará a Sevilla hoy sábado para comenzar su concentración, debido al matinal horario del partido.