jueves, 3 de diciembre de 2015

Roger devuelve a la vida al Levante en Copa del Rey

Estreno de la Copa del Rey. Ni vencedores ni vencidos en Valencia. Eliminatoria abierta entre Levante y Espanyol que se resolverá en la vuelta dentro de dos semanas. Los tantos de Mamadou y Roger trajeron la salsa en un partido que no estuvo marcado por un gran espectáculo en este duelo entre dos equipo de la primera división.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Rubi y Sergio González optaron por reservar a sus piezas importantes y con más minutos acumulados en Liga. En cambio, los futbolistas menos habituales no supieron aprovechar esta oportunidad y sobre el verde del Ciutat de Valencia no deleitaron con un gran partido. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos de juego, ningún equipo impuso gran superioridad sobre el otro, aunque los catalanes se fueron haciendo fuertes y protagonizaron las ocasiones de gol de mayor claridad.

El único a disparo entre palos por parte del conjunto granota iba a producirse en el minuto tres, obra de Casadesús escorado en la izquierda, que no causó ninguna complicación al debutante Bardi. El Levante no terminaba de sentirse cómodo y no tardaron en reaparecer las imprecisiones que han venido siendo habituales en el inicio de temporada. En una de ellas, Cañas poco le faltó para sorprender con un remate desde casi el centro del campo que terminó saliendo desviado.

Mariño, en su vuelta bajo los palos, iba a coronarse como uno de los nombres destacados de la noche mostrando gran seguridad en sus salidas y realizando una gran intervención ante un disparo de falta con colocación de Salva Sevilla. También Burgui iba a ser un tormento para la banda diestra local mediante sus desbordes y muestras de gran calidad. Y si estos estaban siendo la nota positiva de la noche, Ghilas se marcó la cruz, pasando muy desapercibido y desaprovechando un uno contra uno al recibir una gran asistencia de Traver y en el que se le anticipó el central rival Raillo cuando el argelino tenía casi todo a favor para abrir la lata.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
 En la segunda parte se ganó en intensidad y cambiaron las tornas. El equipo levantinista llevó la iniciativa, estando mejor con el balón y realizando buenas combinaciones. Marchando por velocidad, Xumetra metía un centro el área, el cual recogió y empaló Traver viniendo desde atrás y mandando a las nubes. Misma respuesta protagonizó minutos más tarde Burgui en meta contraria.

Pero cuando mejor parecía estar el Levante, transcurrido ya el ecuador, el recién incorporado Mamadou se sacaba un gran quiebro de la manga ante su marcaje y resolvía a la perfección frente a Mariño para dar ventaja al Espanyol. Jugada de maestro. Poco después, volvía a aparecer Mariño para evitar el segundo tanto en una acción similar.

El gol encajado estaba pasando factura a los azulgranas, pero no desistieron. La primera respuesta iba a producirse en forma de contragolpe, en el que Xumetra no vio claro con quien aliarse y optó por disparar, también desacertadamente. El segundo intento con Rubén García, de chilena, también pasó a escasos  centímetros del palo izquierdo. Pero a la tercera fue la vencida. Roger iba a desenfundar sus pistolas encañonando a Bardi a boca de gol y tras un preciso pase de Xumetra. El Levante no pudo hacer más hasta la finalización y de esta forma volvía a dejar abierta una eliminatoria en la que se verá obligado a anotar en Barcelona y no perder si quiere continuar vivo en competición copera.


Ficha técnica: 
Levante UD: Mariño, Xumetra, Juanfran, Zou Feddal, Nikos (Pedro López, min 51), Verza, Jefferson Lerma, José Mari, Traver (Rubén García, min 63), Casadesús, Ghilas (Roger, min 71)

RCD Espanyol: Bardi, Rober Correa, Duarte, Víctor Sánchez (Jordan, min 66), Salva Sevilla, Burgui (Rufo, min 84), Montañés, Cañas, Ciani, Raillo, Gerard Moreno (Mamadou, min 66)

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó a los locales Juanfran y José Mari y a los visitantes Ciani, Bardi y Mamadou.

Goles: 0-1, min 68, Mamadou. 1-1, min 83, Roger.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los 1/16 de final de Copa del Rey disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 6.857 espectadores.