jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Quiénes han compartido los colores de Levante UD y Deportivo de la Coruña en primera división?

La Liga no para y el ecuador de la temporada se va aproximando poco a poco decantando con más claridad los objetivos por los que peleará cada club. El Deportivo de la Coruña será el undécimo rival del Levante, que se ha ido alejando de los puestos peligrosos de abajo tras realizar un gran arranque cosechando resultados muy positivos. A lo largo de los años, entre coruñeses y granotas se ha presenciado como numerosos futbolistas han llegado a militar en ambas escuadras, siendo algunos de vital importancia en el devenir deportivo. Os lo presentamos.


GATELL

El defensa aterrizó en la capital del Turia a mediados de la primera campaña en que el equipo levantino debutaba en primera división. Durante dicha media temporada y las dos posteriores, Gatell fue un fijo en la zaga de los de Vallejo antes de recalar en las filas de los blanquiazules, con quienes tampoco pudo evitar un nuevo descenso.


SERAFÍN

El nombre de este delantero aún resuena y resonará durante mucho tiempo en el Levante al ser uno de los máximos artilleros con trece goles en dos temporadas en la élite. Previamente, había llegado tres años atrás desde Coruña, dejando su sello goleador tanto con el Deportivo como con los levantinos cuando ambos estaban en la división de plata.


-Pinillos (@fcbacelona.com)-
PINILLOS

Este defensa gallego comenzó su andadura en el fútbol profesional en su tierra, primero con el Pontevedra y un año después con el filial del Deportivo de la Coruña, teniendo la oportunidad de disputar siete encuentros con el primer equipo. Un lustro después, Pinillos llegaba en el momento ideal a Orriols, donde vivía el ascenso de Chapín y competía como titular indiscutible en la nueva andadura entre los mejores del fútbol español. Tras quedar relegados a perder la categoría, el lateral diestro marchó al Racing de Santander para terminar allí su carrera.



CÉSAR MARTÍN

En una de las mejores épocas de la historia centenaria del Deportivo de la Coruña, César Martín era uno de sus pilares defensivos. Su buen hacer le llevó a ser internacional con España e incluso disputar el Mundial 2002. Para sorpresa de muchos, el central firmaba por el Levante en verano de 2006. Sin embargo, fue un paso fugaz ya que escasos meses después y tras apenas participar en tres partidos abandonaba la disciplina levantinista para probar sin mejor suerte en el Bolton Wanderers.


-Molina-
MOLINA

Uno de los mejores cancerberos españoles de las últimas décadas y con una trayectoria ejemplar. Valenciano de nacimiento y tras comenzar a destacar en el Atlético de Madrid, Molina llegaba al Deportivo de la Coruña ya con 30 años pero con mucho que aportar, como así demostró con la conquista de algunos títulos y la participación en competición europea. Al igual que su compañero César Martín, el guardameta jugaría la campaña 2006/07 con el Levante, pero este a un gran nivel. Sin embargo, la polémica del presunto amaño contra el Athletic donde fue uno de los que no quiso participar, le privó de la renovación por un año más y concluyó ahí su carrera.


VIQUEIRA

El caso de Viquiera puede tildarse como peculiar, ya que fue un futbolista de altibajos y al que le costó despegar. El centrocampista se formó en las categorías inferiores del club coruñés, hasta que con 21 años llegó a jugar la mitad de los partidos con el primer equipo. Cuando ya parecía consolidado, apenas llegó a aparecer durante doscientos minutos el posterior campeonato y con 24 años volvía a jugar íntegramente con el filial. Mejor suerte tendría con el Xérez y Recreativo de Huelva, sobretodo con el conjunto onubense. El Levante confió en él en 2007, pero no aportó el rendimiento esperado sobre el césped y unido a un bajo estado de forma físico dejaba el club pocos meses después.



-Saúl Fernández (@Levante UD)
SAÚL FERNÁNDEZ

Una de las pocas noticias agradables de la fatídica temporada 2007/08 fue la aparición desde el filial granota de este jugador. Saúl aportó algo de esperanza por las bandas del Ciutat de Valencia, pero el milagro de la salvación no se obró. Tras dos años destacados en el Elche CF, volvía a llegarle una nueva oportunidad en la máxima categoría en el Deportivo de la Coruña para seguir siendo ese jugador de desborde. Fatídicamente, una grave lesión con 28 años le obligó a colgar las botas cuando éste estaba en las filas de la Ponferradina.



SERGIO GONZÁLEZ

Otro de los emblemas del deportivismo en su época dorada, además de ser el autor del gol del "centenariazo" contra el Real Madrid. Llegó a ser capitán y uno de los futbolistas más queridos en Riazor gracias a las ocho temporadas en que allí estuvo, además de ser internacional. Precisamente, tras el centenario del Levante y su regreso a primera división, Sergio González se aventuraba en una nueva etapa con los azulgranas. Dejaría muestras de su buen fútbol y goles importantes que a la postre serían importantes para la permanencia, pero quiso ser menos futbolista del que realmente era debido a algunas polémicas y peculiares lesiones que llevaron al club a rescindirle el contrato para la siguiente temporada y en el último minuto ante la negación del futbolista para llegar a un acuerdo propicio para ambas partes.



-Gustavo Munúa (@Las Provincias)
GUSTAVO MUNÚA

El charrúa sigue estando en el top-10 de jugadores levantinistas con más partidos en primera división, pero el primero en el puesto bajo palos gracias a sus tres temporadas en el club. Munúa se comprometía con el Levante en el año 2010 y, aunque sus comienzos dejaron muestras claras de inseguridad y le costó encontrarse con su mejor versión, terminaría yendo de menos a más y siendo parte importante del rendimiento del equipo. Tras ser uno de los señalados del "caso Barkero", precisamente tras el 0-4 contra el Deportivo de la Coruña donde fueron sus comienzos en España y estuvo desde 2003 a 2009, Munúa abandonaba el club valenciano ese verano rumbo a la Fiorentina.