martes, 17 de noviembre de 2015

La salvación debe comenzar en El Molinón

La victoria es una palabra que durante esta temporada está costando de saborear en el Levante. Tan solo se ha conseguido una en las hasta ahora once jornadas de Liga disputadas, y ésta fue precisamente ante el por entonces líder Villarreal. Dicho panorama ha ocasionado que se ocupe el farolillo rojo de la clasificación. Pero queda mucho camino por delante y Rubi y sus jugadores están convencidos de que pronto su esfuerzo se traducirá en mejores resultados.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Por ello, cosechar los tres puntos en el estadio de El Molinón debe ser el primer paso para revertir la situación e iniciar la escalada hasta el objetivo de la salvación. Una plaza difícil de torear ya que en primera división y a pesar de plantar cara en las últimas dos visitas, el Levante sigue sin conocer lo que es salir victorioso.

Después de tres días de descanso una vez finalizada la concentración en Oliva donde Rubi ha devuelto la confianza a todas sus hombres de batalla, el plantel levantinista volvió ayer a los entrenamientos con las energías renovadas y ya pensando en el Sporting de Gijón. A excepción de Iván López y Trujillo que continúan con la recuperación de sus respectivas lesiones, el míster levantinista podrá contar en principio con toda su plantilla. Ya en el día de hoy, Zou Feddal se ha reincoporado al grupo después de sus compromisos con Marruecos, mientras que Camarasa lo hará durante el día de mañana.

Tal y como manifestó en la última rueda de prensa tras el choque contra el Deportivo de la Coruña, la dificultad para transformar goles no es un tema que preocupe ahora mismo a Rubi, estando seguro que pronto habrá mayor eficacia. Es por eso que aún sin haberse estrenado en esta Liga, Roger tendría de inicio una nueva oportunidad de desenfundar sus pistolas en Gijón, mientras que Ghilas y Deyverson seguirían como balas en la recámara. Una de las posibles variaciones podría venir bajo palos con el retorno de Mariño buscando obtener un mayor rendimiento defensivo, pero el trabajo y la evolución de los próximos días determinarán el once final que saltará el domingo al mediodía para competir en plenas condiciones y seguir convenciendo a una parroquia levantinista con tal de recuperar la fe e ilusión con los números y juego de su equipo.

Conscienciados de la importancia de la cita, el Levante UD y la Delegación de Peñas organizarán viaje a El Molinón, cuyo desplazamiento en autobús será cubierto gratuitamente por el propio club. Más datos en: Visita a Gijón.