miércoles, 28 de octubre de 2015

Rubi presentado con el Levante UD: "Quiero darle al equipo muchas posibilidades"

Comienza la era Rubi en el Levante. Después de que en la noche del domingo se decidiera prescindir de los servicios de Lucas Alcaraz, la secretaría técnica granota se puso manos a la obra en la búsqueda de un nuevo entrenador. Tras tantear el mercado, el míster catalán era finalmente el seleccionado y esta tarde era presentado en sala de prensa del Ciutat de Valencia antes de dirigir su primer entrenamiento.

Foto: Radio Marca Valencia
Quico Catalán agradecía de antemano a Lucas Alcaraz y su cuerpo técnico el trabajo realizado hasta el momento y le deseaba éxitos futuros. Por supuesto, también a Rubi y sus hombres de confianza por aceptar el reto y el querer sumar con el Levante para el objetivo de consolidarse en primera división. La dirección deportiva, en la que se sigue confiando al cien por cien, traslada que era el equipo idóneo y el Consejo de Administración aprobó dicha propuesta. Así mismo, el presidente reconocía que se sigue trabajando en la operación de Mauricio Cuero.

Rubi comenzaba su comparecencia dando las gracias por todos los mensajes de cariño recibidos en estas primeras horas, estando muy ilusionado y con ganas superiores al cien por cien. Su primera prueba de fuego será el derbi y sobre dicho partido opinaba: "La vida es caprichosa y hay que este asumir este partido con ganas. Prepararlo en tres días es complicado, pero no hay que volverse locos y pensar más en conceptos que en trabajo físico para llegar con la información precisa. Luego habrá más tiempo para trabajar más cosas". De paso pedía a la afición que les acompañara tanto el sábado como en el resto de la temporada, ya que serán un factor importante.

A raíz del estado actual del Levante, al que aseguraba haberlo seguido en anteriores jornadas, veía fuerte el estado psicológico y físico del equipo y pensaba que la situación era perfectamente salvable. En relación al nuevo método de trabajo decía: "Nuestra filosofía de juego no es solo el buen trato de balón, sino también de como no tenerlo y cuando presionar. Trataremos un juego vistoso y práctico, que sea reconocible y con unas señas de identidad, pero teniendo en cuenta las características de cada partido y el rival, sin tener miedo de hacer las cosas y tratándolo de hacer lo mejor posible". A diferencia de Alcaraz, negaba que fuera a centrarse en un único sistema de juego y que había que saber usar diferentes recursos y respetando los ideales. Tampoco se había planteado en reclamar algún refuerzo para alguna posición específica, ya que cuenta con 23 profesionales y el objetivo ahora era sacar el máximo rendimiento, detectar dónde el equipo se puede hacer muy fuerte y ya valorar más adelante con Manolo Salvador.


Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
"En principio puedo avanzar que vamos a partir trabajando con una defensa de cuatro. Hay que alegrar el ataque, ser disciplinado y ejerciendo presión" avanzaba Rubi sobre una de las medidas que implantará. En relación a la figura del mediapunta, la cual ha dado prioridad en otros clubes, no pensaba que había que focalizarla en estos momentos y que tenían virtudes más fuertes por pulir. "Mi idea es tenerlo trabajado todo, con posesiones largas, juego directo, contragolpes... Me cuesta plantear con lo que yo quiero un partido solo a contraatacar, siendo una variante más del juego. Quiero darle al equipo muchas posibilidades, no solo una opción" finalizaba Rubi.

Por último, Manolo Salvador comentaba que venía hace tiempo haciendo un seguimiento al nuevo entrenador, queriendo darle aire nuevo al equipo. "Es un currante y me convencieron sus argumentos futbolísticos. No me arrepiento de haberlo contratado" defendía el driector deportivo a la vez que rehuía para dar opinión sobre si se arrepentía de haber prolongado el contrato de Alcaraz el pasado mes de junio.