miércoles, 7 de octubre de 2015

El filial de Maider por la senda del triunfo

El paso de ser jugador a los banquillos no resulta fácil como demuestra el mundo del fútbol. Guardiola, Zidane, Simeone, Luis Enrique o tantos otros tuvieron que ganarse a golpe de resultados el respeto como entrenador. Un respeto que tenían ganado como futbolistas, pero cuyas funciones son absolutamente distintas. De tener que dominar las labores de tu posición en el césped a tener que controlar las de todos los jugadores que tienes en plantilla, hacerte respetar, tener paciencia y porque no decirlo, masticar las ganas de saltar a jugar para transformarlas en órdenes. 

Foto: Dani García Roig
Seguro que a Maider le será aún extraño estar en el banquillo manejando y no en la zaga defensiva para cortar cualquier ataque rival. Pero lo cierto es que sus primeros pasos como entrenadora no pueden ser mejores. Este verano, el Levante le dio un nuevo encargo, dirigir al filial y sustituir así la marcha de Andrés Tudela al primer equipo de la sección femenina.

Un encargo envenenado, lejos de ser un mero trámite para un futuro que les espera con ganas. Silvia Neid (Alemania), Laura Torvisco (Rayo Vallecano), Yuriko Saeki (Villarreal) por poner algunos ejemplos de la escasa presencia de mujeres en los banquillos de este deporte, pero la dinámica debe ir cambiando poco a poco y la ex-capitana granota debe engrosar esa lista con letras doradas. 

De momento lo está haciendo. El Levante B lleva póker de victorias: 12 puntos de 12 posibles y encabeza la clasificación del grupo VII de la segunda división junto al Lorca (el próximo rival que le espera). La pretemporada tuvo un poco de todo, midiéndose a rivales de la categoría (Villarreal, Mislata, Valencia, Aldaia) y lo que se suele decir en estos casos: los resultados son lo de menos y solo importaba ver los distintos esquemas que la eibarresa pudiera aplicar en práctica. Pero a la hora de la verdad, cuando tocaba darlo todo en competición, los resultados sí han sido inmejorables.

Foto: Dani García Roig
Estreno victorioso en Elche con dos goles de Cristina Romera (0-2). Victoria con remontada en Nazaret contra el Ciudad de Benidorm con doblete de Carol y Lena (3-1), otra remontada en Albacete con Cris como goleadora (1-2) y la última en el derbi contra Mislata, Cris y Andrea Herrero marcaron los tantos (2-1). Si algo han tenido en común los cuatro partidos es que el Levante supo sufrir y resistir, para acabar imponiendo la calidad de las jóvenes promesas de la cantera. También que Maider busca mucha polivalencia en sus jugadoras, que sepan sacrificarse en labores defensivas cuando el partido lo requiere. Algunas jugadoras ya son conocidas por el público, si bien por haberlas visto en convocatorias del primer equipo o por su llamada a las categorías inferiores de la selección valenciana o española.  

Carol Marín es la más conocida, tuvo minutos con Antonio Contreras la pasada temporada y este debe ser su año de consagración, por sus botas nace todo el fútbol creativo del equipo. Laura Pascual y Alejandra Serrano también han participado en alguno de los amistosos del primer equipo, pero sabiendo que este año deberán formar parte del filial por la competencia en ataque que hay. Lena, Jiménez, Romera o Iranzo, la capitana, en defensa. Sin olvidar a Andrea Palacios, que por lesión estará un mes fuera de los terrenos de juego. La banda zurda es para Nieves Ibáñez, tras destacar en Murcia viene pisando fuerte. Miriam Gayán, Andrea Herrero y Cris trabajan en la medular. La portería es para María Pi y Àurea. También mencionar a Maribel, Bea, Alba Cerdà, María Sevilla y compañía, todas aportan su granito de arena a un equipo que quiere quedar lo más arriba posible y superar a otros de mayor presupuesto y experiencia. La cantera granota no para de formar talento y Maider deberá enseñarles todo lo que la propia experiencia le ha aportado y que la llevó a ser la jugadora más veterana de la pasada Liga y la más laureada del club. 
    


Texto por: Dani García Roig