miércoles, 26 de agosto de 2015

Positividad e intensidad en el primer entrenamiento de la semana

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
El plantel levantinista ha comenzado una nueva semana de entrenamientos, tras el día de descaso en la jornada de ayer, con la mirada puesta en el próximo encuentro que los enfrentará ante el recién ascendido UD Las Palmas. El último gran partido que cuajó el grupo dirigido por Lucas Alcaraz ha dotado de una clara positividad a los miembros de la plantilla que afrontan este segundo encuentro con una fuerte competencia y ambición. El técnico andaluz ha podido contar con la totalidad de los jugadores a su disponibilidad, a excepción de Nabil El Zhar que ultimaba su desvinculación del Levante y su fichaje por el próximo rival granota. Los primeros días de competición son clave para el futuro de muchos jugadores y se ha notado en el verde que todos quieren ser fijos en el once de Alcaraz.

La sesión ha comenzado con un circuito de fuerza donde los jugadores han tenido que mostrar todo su potencial, y ha continuado con el esférico como protagonista. La plantilla ha realizado ejercicios de posesión y de presión con el mismo. Dicha intensidad ha causado que dos defensores granotas tuvieran que ser atendidos por los fisioterapeutas, tanto Nikos como Feddal recibieron fuertes golpes que tuvieron que ser tratados en la sala médica de la Ciudad Deportiva y no pudieron concluir el entrenamiento.

El Levante volverá al trabajo en la jornada de mañana a partir de las 9:30 horas para continuar preparando el partido del domingo ante Las Palmas.


José Mari compareció ante los medios de comunicación tras el entrenamiento

El mediocentro granota se mostró reflexivo tras el primer partido ante el Celta: “El equipo está bien, con ganas y preparando el próximo partido. Hemos tenido un fin de semana que, tras hacer las cosas bien, no nos dio para conseguir los tres puntos. Después de 90 minutos con uno menos el equipo peleó, estuvo junto y dio la sensación de que sabíamos a lo que jugábamos”.

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
Lo principal era coger sensaciones en el arranque de Liga, y José Mari afirma que: “La gente se fue con buenas sensaciones, pero el equipo quiere puntos para comenzar a sumar en el casillero. La sensación que palpamos los jugadores es que el equipo mereció más, pero el Celta aprovechó bien las oportunidades".

De cara al próximo encuentro ante Las Palmas, se muestra con cierta cautela y respeto al equipo canario: “Ya le costó al Atleti meterle mano; tiene buenas individualidades y viene en una dinámica ascendente. La gente lleva mucho tiempo esperando este momento y van a ir a por todas. Esperamos hacer un buen partido y conseguir los tres puntos”. No deja atrás la positividad: “Tenemos un partido muy complicado en Las Palmas, nos van a poner las cosas difíciles. Esperamos que esta jornada consigamos los tres puntos, yo quiero ganar”.

En cuanto a la mentalidad dentro de la plantilla, José Mari ha actuado con ambición y seguridad: “Queríamos cambiar la dinámica de no ganar la primera jornada, pero no pudo ser, tenemos que corregir los fallos, apretar un poquito y que sea otra historia la próxima jornada. Estamos en una buena línea, trabajando muy bien”.


Simao Mate se perderá los próximos cuatro partidos

El defensor granota ha sido sancionado con cuatro partidos de suspensión tras su entrada a Iago Aspas en el último encuentro de Liga que dejó al Levante prácticamente todo el choque con diez jugadores. El zaguero mozambiqueño no podrá disputar los encuentros correspondientes que enfrentará al cuadro azulgrana ante Las Palmas, Sevilla, Barcelona y Éibar. Una baja sensible que Lucas Alcaraz deberá manejar para que el equipo no acuse la falta del jugador.



ARTÍCULO PATROCINADO POR: