lunes, 3 de agosto de 2015

El segundo Levante de Lucas Alcaraz

Cuatro semanas de estudios y probaturas. Una veintena de días más de margen para corregir errores antes del primer compromiso oficial y hasta la finalización del mes de agosto para apuntalar la plantilla con más refuerzos. Tras tomar las riendas del equipo el pasado mes de octubre, el segundo Levante de Lucas Alcaraz va tomando forma.


Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
 Hasta la estadía principal del conjunto levantinista en Ermelo, la cual finalizó el domingo con el pertinente regreso a Valencia, el técnico andaluz ha reflejado durante los partidos preparatorios cuales son sus intenciones para aplicar en Liga. En referencia al esquema de juego, atrás parece quedar el tradicional 4-5-1 que tantos años se ha mantenido, favoreciendo la utilización de otras variantes. La más usual de ver ha sido el 5-3-2, mientras que el 4-4-2 ha sido el otro recurso. Tal y como declaró el propio Alcaraz en la comparecencia del último partido de Liga contra el Elche: "Soy un entrenador que cuando inicia un proyecto suele usar únicamente dos o tres esquemas de juego".

En el primer caso, el Levante buscaría volver a fortalecer una de sus virtudes y que la campaña anterior no rindió al nivel esperado: la defensa. Con cinco hombres atrás y con Iván López y Toño presumiblemente partiendo con ventaja, estos actuarían como los antiguos carrileros que cubren toda la banda, incorporándose al ataque para propiciar los centros al área. Además de ello y ante la espera de que se produzcan los fichajes de al menos dos centrales, Simao se ha visto obligado a cubrir desde primera línea junto a David Navarro y Juanfran. Con este esquema de juego, los interiores serían los más perjudicados, ya que en el eje de la medular se intuye que al menos dos de los tres medios sean centrocampistas con tal de apoyar en labores defensivas y conectar con la punta de ataque. Finalmente y también con la figura del mediapunta en extinción, dos referencias ofensivas serían los encargados de buscar el gol, a falta de que Alcaraz dé con la fórmula de la dupla perfecta.

Respecto a la segunda variante, el 4-4-2 pocas sorpresas nos depara. Ante dicho dibujo táctico, los laterales no tendrían tanta presencia en ataque y sí en cambio volverían a aparecer los futbolistas de banda para aportar desborde y contribuir a poder sumar también algún gol. De esta forma, se confirmaría la utilización de dos centrocampistas naturales quienes tendrían que estar más pendiente de unir fuerzas con la línea de zagueros.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
La pretemporada hasta el momento no ha dejado malos resultados, pero sí en cambio ha generado muchas dudas en cuanto a la imagen del equipo. Los seis encuentros disputados se han saldado con un balance de cuatro victorias, un empate y una derrota; precisamente, no se conseguía superar a los rivales más fuertes y concluyendo con inferioridad numérica pese a ser partidos sin nada en juego. En el ámbito goleador, once tantos a favor y cinco en contra contemplan al Levante, con un Ghilas que con tres dianas es el máximo artillero y con un Rubén Martínez que ha tenido más minutos bajo palos.

Al margen de ello, Alcaraz sigue firme a sus ideas y también tal y como reafirmó en citas anteriores, algunos futbolistas iban a tener difícil su participación si decidían seguir. Es el caso de hombres como El Zhar, Rafael Martins, Nikos, Xumetra y Jesús Fernández, que han visto reducidos sus minutos casi hasta la nada y a pesar de contar con una plantilla muy reducida. Por ello y hasta el día 31 de agosto su continuidad en el club sigue en el aire y podrían abandonar la entidad en caso de tener algún interés convincente de otro club.


ARTÍCULO PATROCINADO POR: