sábado, 15 de agosto de 2015

Deyverson: La ley del gol

Deyverson se ha convertido, sin duda alguna, en uno de los mayores alicientes del mercado de fichajes para los aficionados del Levante UD. Desconocido para el público en general, el ariete brasileño es una de las grandes apuestas de la secretaría técnica para proporcionar un salto de calidad a una plantilla que, visto el curso pasado, necesitaba un estímulo en la parcela ofensiva que con la vuelta de Roger, Nabil Ghilas y el propio Deyverson parece, sobre el papel, haberse conseguido. 

-Fotografía: Deyverson/ Cadena SER-
Los casi dos millones de euros que el club ha invertido en el futbolista carioca pueden parecer aberrantes después de su último año, pero nadie duda en el seno de la dirección deportiva de sus aptitudes balompédicas y del potencial que a sus 24 años de edad tiene el espigado goleador.

Deyverson nació en Río de Janeiro (Brasil), en la región de Santa Margarida, donde se crió y comenzó a dar sus primeros pasos como futbolista. Tras unos años y un intenso período de formación, el delantero brasileño confirmó todo su potencial en las filas de un combinado de la tercera categoría de su país, el Mangaratibense, donde sumó un total de dieciocho dianas en apenas treinta intervenciones. 

Sus registros no pasaron desapercibidos para los ojeadores de uno de los equipos con más renombre del balompié luso, el Benfica, que le firmó un contrato por cuatro temporadas. En la primera de ellas, Deyverson militó en el filial de Las Águilas, anotando ocho goles y disputando también, aproximadamente, treinta partidos (casi todos ellos entrando desde el banquillo).

Foto: Sheila Cano
La necesidad de dar un salto en su nivel de competitividad, tanto personal como grupal, llevó al futbolista a firmar con Os Belenenses. En el modesto conjunto portugués, tras una primera temporada algo discreta, se destapó como goleador el pasado curso. Su primera mitad de campeonato fue sencillamente excelente y, por ello, emisarios del Colonia alemán recomendaron su inmediata incorporación.

Sin embargo, su rendimiento en Alemania no fue el deseado. En ocho encuentros rubricó dos dianas y sembró muchas dudas en un plano como es el adaptativo que se espera no experimente en su llegada a España. Deyverson es un delantero espigado, inteligente y que, pese a no ser habilidoso en el juego de pies, ofrece una serie de variantes en el ataque que pueden complementarse a la perfección con el resto de sus compañeros en la delantera azulgrana. Su portentoso juego aéreo, aprovechable en las internadas de los laterales de ese 5-3-2 que tanto gusta a Alcaraz, su habilidad en el movimiento de espaldas a portería y su instinto depredador y oportunista auguran grandes esperanzas en Orriols.


ARTÍCULO PATROCINADO POR