martes, 28 de julio de 2015

El Levante UD no se vende

27 y 28 de julio de 2015. Dos fechas que han sido de vital importancia en el presente y futuro para la entidad levantinista con su posible venta de la mayoría accionarial a Robert Sarver de por medio.

Foto: Gabriel Salinas
En la jornada de ayer, primer reunión celebrada en el Ateneo Marítimo con tal de trasladar a todo aquel levantinista que se acercara información sobre la oferta propuesta. Entre tres y cuatro centenares de personas entre aficionados y distintos sectores del club se congregaron para escuchar atentamente de boca de José Manuel Fuertes (presidente de la Fundación) y Enrique Grima (miembro de la Comisión negociadora) todo tipo de detalles y preguntas. 

Esta consistiría en una cifra de 56 millones € por parte de Sarver, de los cuales seis millones irían destinados al paquete accionarial y el resto a la liquidación de la deuda, inversión en fichajes y remodelación del Ciutat de Valencia. Además de ello, en torno a los próximos cuatro o cinco años se estudiaría la construcción de una ciudad deportiva más próxima a Valencia y un nuevo estadio.

Entre la diferencia de opiniones, Gabriel Salinas argumentó y defendió la no venta del Levante para que así este pudiera dar paso a una democratización y seguir creciendo. Por otra parte, la Delegación de Peñas, el SAM y la Asociación de Veteranos hicieron públicos su voto favorable, mientras que el ex-presidente JL López se decantaba por el 'no' y anunciaba que dimitiría como patrono de la Fundación.

Foto de archivo (@Levante UD)
Ya en el día de hoy, segunda reunión y momento clave con las votaciones oficiales de los 33 patronos. Para seguir adelante con la negociación de la venta y que fuera una junta general y los accionistas minoritarios quienes tomaran la voz decisiva, eran necesarios un total de 22 votos favorables, es decir, dos tercios de los componentes. La ausencia de cualquier patrono y no delegar en nadie, así como las abstenciones, se considerarían como negativos.

Finalmente y tras dos horas de reunión en las instalaciones de la sala de prensa del estadio Ciutat de Valencia, el Levante UD anunciaba oficialmente el resultado de las votaciones: 14 votos a favor, 13 en contra y 2 abstenciones. Además hubo cuatro ausencias de instituciones como Generalitat Valenciana, Ayuntamiento de Valencia, Diputación y Feria Valencia. De esta forma, se desestima la propuesta formal de Robert Sarver y no habrá venta.

Entre los que se manifestaron en contra, se encuentra el presidente Quico Catalán. En la posterior rueda de prensa, explicaba la decisión tomada. "Creo que gana el club; el Levante somos todos". El máximo mandatario no negaba la gran y positiva oferta económica del americano Sarver que era motivo de enorgullecerse, al cual le agradecía su serio interés por el club pero no siendo suficiente. Sin embargo, argumentando su voto mencionaba: "Me ha costado mucho. Lo más fácil era votar que sí. Mi abuelo me enseñó otro Levante. Hemos demostrado que se puede hacer un buen proyecto sin billetes y que no era momento del cambio. El Patronato ha decidido y no hay vencedores ni vencidos, aquí hay levantinistas que han decidido con responsabilidad". Para finalizar daba por seguro que se iba a terminar una buena plantilla como hasta ahora y competir a gran nivel y que sigue afrontando con gran ilusión el futuro con el Levante.

Por su parte, José Manuel Fuertes, presidente de la Fundación, era el encargado de trasladar los resultados, agradecía a Robert Sarver su propuesta y le deseaba los mejores éxitos profesionales. También se trasladaba el descontento por la ausencia de las cuatro instituciones oficiales citadas anteriormente. También confirmaba que en un principio se mostró reacio a la venta, pero al conocer las características de la misma sabía que su representación no podía igualarla, además de dejar su cargo a disposición del club si así lo desean. También, con motivo de las votaciones y su disposición, añadía: "En el Patronato hemos estado hablando de que hay que hacer un estudio sobre su composición y visto el interés de los patronatos institucionales replantearse su situación".


ARTÍCULO PATROCINADO POR: