miércoles, 8 de julio de 2015

El Levante UD EDI se pega un baño de reconocimiento en la Costa Blanca Cup de Benidorm

Exhaustos. Así es como llegamos a Valencia en la tarde ayer, tras los dos intensos días de emociones que supusieron la presencia del Levante UD EDI en Benidorm, con motivo de su participación en la prestigiosa Costa Blanca Cup. Es tal la energía y la ilusión que albergan los componentes de este equipo, que tanto ellos como todos los que disfrutamos a su lado, nos encontramos en tal vorágine continua de vivencias, que llegamos al final del viaje como si un huracán hubiera pasado por encima de nosotros. Nadie como ellos entiende la importancia de disfrutar al máximo cada momento que te regala la vida, de exprimir cada segundo de una experiencia que solo vas a tener esa oportunidad de gozar. Podrás volver al mismo torneo, en el mismo lugar y con casi todos los mismos compañeros y amigos. Pero ya no será esa experiencia, será otra. Cada vez que te preocupas o enfadas por problemas banales, estás dejando escapar esos pequeños trenes que te llevan a disfrutar. Por eso, cuando bajas del autobús después de dos días sin pausa, lo haces fatigado y con la batería física bajo mínimos. Pero lo haces con las pilas cargadas mentalmente, y con un nuevo aprendizaje en este continuo Máster de Humanidad que nos brinda este equipo.

A pesar de ser más corta que en los torneos de Albacete y Villarreal, la estancia de Levante UD EDI en la Costa Blanca Cup supuso un paso adelante en muchos aspectos. El primero de ellos, a nivel de reconocimiento. Pilló totalmente a contrapié, a toda la expedición sin excepción, el enorme protagonismo que la organización dio al equipo, y a la labor realizada por el Área Social del Levante UD. Tal fue la sorpresa, que a más de uno apunto estuvo de escapársele las lágrimas. Os pongo en situación. Tras un multitudinario desfile, que partió de la playa y acabó en el Auditorio Julio Iglesias de la localidad alicantina, el mismo fue testigo de un espectacular acto de inauguración. Un gran escenario, con pantalla gigante, y la presencia de más de cuatro mil personas, entre participantes, familiares y curiosos, formaron un colorido marco para dar la bienvenida a la vigésimo segunda edición del torneo. Se esperaba mención a nuestro equipo como el encargado de disputar el Partido por la Integración, pero para nada se esperaba la dedicación de un elevado porcentaje del acto  a homenajear al Levante UD EDI y mostrar a todos los presentes los logros de este proyecto. Se explicó a los más de doscientos equipos, de hasta veinte países diferentes, todo lo conseguido y evolucionado por este equipo. Se mostró en la pantalla uno de sus vídeos para que todos pudieron empaparse y llevarse a sus ciudades, países y continentes un poco de la alegría y valores que desprende esta familia. Subieron al escenario varios jugadores del equipo, acompañados por el Director del Área Social del club, Vicente Herrero, que se encargaron de hacer entrega a la organización de una camiseta del Levante UD. Un Levante UD que se llevó la mayor ovación de la noche, gracias a un proyecto que se llevó el mayor reconocimiento, al menos el más multitudinario, que se le recuerda desde su nacimiento en 2012. Tras el gran recibimiento, que dejó a todos en una nube, tocó el turno de disfrutar de un gran castillo de fuegos artificiales que dio por inaugurado el torneo.

Sin duda, el Levante UD EDI ha de sentirse orgulloso por lo que ha conseguido. Desde su creación, gracias a la iniciativa de Jorge Sabater y José Carlos Gascó y el apoyo del Área Social de club, no para de crecer. Ha abierto una nueva puerta ya no para la integración de las personas con discapacidad intelectual, sino por su inclusión. La transmisión de estos valores, como hemos visto, ya ha llegado a la Costa Blanca Cup. Un torneo de veintidós años de tradición que, en parte gracias al Levante UD, va a incluir en su estructura a escuelas de fútbol para discapacitados intelectuales. Este año ya se ha dado un paso, y el Levante UD EDI fue el encargado de protagonizar el Partido por la Integración, que disputaron los cuarenta jugadores granotas que se desplazaron a Benidorm. Cuarenta jugadores que suponen solo un cincuenta por ciento de la plantilla de Levante UD EDI. Pero la joya de la corona, el gran logro que se ha conseguido, gracias en buena parte a la promoción de este equipo, es que a partir del año que viene la Costa Blanca Cup contará con una nueva categoría para el torneo, destinada a equipos formados por personas con discapacidad intelectual. El Partido por la Integración dará paso a un verdadera apuesta por la inclusión. Entre los más de doscientos equipos participantes habrán, como unos más de ellos, escuelas de fútbol para discapacitados intelectuales.

Pero como decía, la presencia en Benidorm de Levante UD EDI supuso un paso adelante en muchas vertientes. Dos días que dieron mucho de sí para los integrantes del equipo. En otros torneos apenas hubo tiempo de ir del hotel al terreno de juego, y viceversa. Sin embargo, en esta ocasión la planificación dio cabida a un mayor abanico de posibilidades para ellos. Pudieron disfrutar de una refrescante tarde en una piscina con parque acuático incluido, y de unas últimas horas del viaje dando un paseo por Mundo Mar, donde pudieron ver un gran número de especies animales. Una variedad de espacios y actividades muy positivas para su formación como personas y para un aumento de su autonomía. A veces es la propia sociedad, los propios entrenadores o monitores, o los propios familares, los que ponemos techo a estos chicos y chicas, que cada vez que les damos la oportunidad, nos demuestran que muchos de ellos tienen la capacidad de valerse por sí mismos, y de resolver los pequeños problemas que puedan surgirles. Ya sea por ellos mismos, con ayuda de sus amigos o, por supuesto, con la de sus entrenadores, monitores o familiares. Es decir, como tú, que estás leyendo este artículo, o como yo. Todos, con discapacidad o sin ella, tenemos problemas que podemos solucionar solos, y otros en los que necesitamos ayuda de nuestra gente. Nunca hemos de suponer de antemano donde está el techo de cada uno. Esa es la verdadera inclusión.

Dos días de diversión y continuo aprendizaje, que se suma a la ya larga lista de experiencias vividas por esta enorme, y cada vez más grande, familia de Levante UD EDI. Una familia que cada vez se marca más retos. Y es que, junto a esta escuela, ya entrena un nuevo equipo de fútbol destinado a personas con parálisis cerebral. Que el ritmo no pare.

Foto: Julia Ortiz / Levante UD


ARTÍCULO PATROCINADO POR