lunes, 15 de junio de 2015

Levante UD JDH 2014-15: Una ilusionante temporada sin recompensa

La vigente temporada que acaba de concluir significó un cambio de ciclo en el Levante UD Juvenil División de Honor. Con Miguel Ángel Villafaina pasando a hacerse cargo del filial tras una de las etapas más gloriosas de la historia en dicha categoría, sería Igor Oca quien tomaría su cargo con la difícil pretensión de intentar igualar sus registros. Aun sin haber logrado ninguna recompensa final, podría catalogarse como un año más que notable al que solo le faltó rematar la puntilla.

Foto: Cotifalcudia.com
Este nuevo proyecto iba a contar con futbolistas de talla y que jugaron un papel importante en diferentes momentos. Es el caso de Pepelu, una de las joyas de la cantera levantinista, el internacional georgiano Lado, así como la competencia en portería, la importancia defensiva de Gaizka y Ferrando o la contribución en líneas más avanzadas de jugadores como Jaime, Colau, Adrián Riera, J.Ramón Sardà o del máximo goleador Lander.

La primera cita deportiva de importancia llegaba con la disputa del COTIF. El Levante sorprendió a propios y extraños con un sensacional y práctica juego, plantándose en la firnal del torneo dejando atrás a rivales de renombre como el FC Barcelona o las selecciones de Argentina y Ecuador; a ésta última se le derrotaba en penaltis en semifinales gracias al gran acierto de Tienza. Un peldaño separaba de la lucha por levantar el trofeo, pero Brasil se imponía por dos goles anotados en la segunda mitad tras una gran competencia del equipo levantinista. Pepelu e Igor Oca serían galardonados como mejor jugador y técnico respectivamente del torneo.

La Liga daba arranque ya en septiembre. Nueve de los primeros quince puntos posibles determinaron este inicio, pero a partir de entonces y hasta mitad del campeonato el Levante logró una mala dinámica de resultados con tan solo una victoria más frente al Albacete que le situaba en la zona media-baja de la tabla condenando prácticamente cualquier tipo de aspiración deportiva. A diferencia de lo visto meses atrás en el COTIF, costaba ver la mejor versión del equipo, con dificultad para fabricar goles a favor y ya con Pepelu siendo habitual en el trabajo del filial a pesar de su edad.

Foto: Iván González / Levante UD
Una imagen distinta se vio en el segundo ecuador de competición liguera. Lamentablemente sin Lado lesionado de larga duración, pero con Cárdenas afianzándose bajo palos y con las contribuciones de Matías Aquino durante las últimas jornadas, el Levante se mostró intratable sin conocer la derrota en 16 jornadas. Un balance total de doce victorias y cuatro empates auparon a los levantinistas hasta la tercera plaza final. La regularidad del Villarreal y Valencia junto a lo anteriormente citado privaron de disputar la Copa del Rey y Copa de Campeones.

Los partidos no habían llegado a su fin. Esta temporada se estrenaba la Copa Federación y el Levante participó en ella al no quedar clasificado entre los dos primeros en Liga. En fase de grupos quedaría encuadrado con el Hércules, Elche y Tavernes Blanques, concluyendo como segundo de grupo gracias a los once puntos sumados. En la fase final que se disputaría en Alboraya esperaba como rival en semifinales el CD Roda, ante el que se caería derrotado por la mínima por un gol encajado en los últimos minutos. De esta manera la temporada del Levante JDH llegaba a su punto y final esperando que la próxima se traduzca en un mayor premio a su fútbol.


ARTÍCULO PATROCINADO POR