domingo, 5 de abril de 2015

JIM y el Levante rememoran la historia granota

Casi cinco años de diferencia: 22 de mayo de 2010 y 4 de abril de 2015. Dos ciudades: Cartagena y Almería. Un denominador común: Juan Ignacio Martínez.

-Juan Ignacio Martínez-
Dichos dos compromisos mencionados y disputados por el Levante forman ya parte de la historia más dorada en cuanto a partidos de gran importancia y que dejarán un inolvidable recuerdo en los aficionados granotas. 

En la primera cita nos encontrábamos en el año del centenario, militando en segunda división. El objetivo no era ni más ni menos que un ascenso a la primera división, partiendo con desventaja con otros clubes y con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. Casi un millar de aficionados se movilizaron con un desplazamiento que congregó la caravana de 8 'borobuses'. El resultado de locura y no digno para cardíacos: 3-5 favorable al Levante, gracias a los dobletes de Robusté y Javi Guerra y otro tanto de Rubén Suárez.

La segunda cita, la correspondiente a la última jornada disputada en la actualidad, el conjunto levantino se hallaba en puestos de descenso y se precisaba de al menos un empate para salir de ellos. Esta vez más de 300 aficionados, muchos de ellos en los cuatro autobuses financiados por el club con la organización de la Delegación de Peñas, estuvieron presente en el estadio Juegos del Mediterráneo. Una nueva y dulce goleada, con 1-4 como resultado final merced a un gol de Casadesús y el hat-trick de Barral.

La historia se repitió. JIM era el entrenador del equipo rival. El que fue técnico del Levante durante dos años y consiguiendo los mejores resultados deportivos, se veía derrotado en ambos casos. Dichas fechas serán difícil de olvidar para los levantinistas, así como para el bueno de Juan Ignacio Martínez que vivió la parte amarga ante el equipo donde más triunfó.


ARTÍCULO PATROCINADO POR: