sábado, 28 de marzo de 2015

Imprescindibles y olvidados y viceversa

Desde que Lucas Alcaraz tomó el mando del banquillo levantinista el pasado mes de octubre y dirigió el primer compromiso oficial contra el Celta de Vigo ha pasado el tiempo suficiente para que el técnico perfile su once ideal. A lo largo de estos más de cinco meses se han visto muchas variaciones en sus esquemas, habiendo casos de jugadores imprescindibles y olvidados y viceversa.

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
 En el lado positivo, entre los que han evolucionado de apenas jugar a ser fijos en las alineaciones, encontramos el caso de un catalán y tres valencianos: Xumetra, Iván López, Toño y Camarasa. El interior catalán ha ganado protagonismo en las últimas semanas. La falta de un diestro regular y de garantías y su buen momento deportivo con una notable labor de desgaste y sincronización con el lateral han servido para ir ganándose poco a poco a una parroquia levantinista que tras temporada y media ponían en duda su fichaje y capacidades para la primera división.

El lateral diestro gozó de pocas oportunidades con Mendilibar y tuvo que ganarse la confianza del nuevo míster, pero a pesar de su juventud ha demostrado una gran consistencia y seguridad que han propiciado que dicha banda lleve su nombre en Liga, salvo en las últimas jornadas en que unas molestias físicas le han hecho perder dicha continuidad. Un caso similar es el del otro lateral. Toño arrancaba como el tercero en su puesto, por detrás de Juanfran y Nikos. En silencio y trabajando, demostrando su valía y no defraudando ante las lesiones de sus compañeros, ha terminado ganando la tostado. De hecho es uno de los futbolistas que indirectamente más ha participado en los goles mediante incorporaciones ofensivas o asistencias. Pero el caso más llamativo ha sido el de Camarasa. De hecho, ante la falta de minutos, se barajó muy seriamente el pasado enero la cesión a un equipo de la Liga Adelante. El centrocampista de Meliana había quedado en el olvido a pesar de su buen inicio de campaña, pero Lucas le dio una última oportunidad. No solo aprobó sino que deslumbró y desde entonces se ha alzado como el eje central del medio del campo del Levante.

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
Por contra, en el lado opuesto habiendo sido relevados a un segundo o tercer plano, nos encontramos con uno de los más experimentados, dos internacionales y un capitán: Sissoko, Nikos, Ivanschitz, Pedro López. El mediocentro francés, después de haber prolongado su contrato por dos años más, no ha encontrado su mejor versión en lo que va de temporada. Ni con Mendilibar ni Alcaraz ha gozado de oportunidades, siendo uno de los futbolistas menos utilizados de la plantilla y viendo frustadamente como otros compañeros recién llegados o más jóvenes enseguida se han impuesto al que sería su rol. Dicha situación llevará a Sissoko, una de las fichas económicas más altas, a replantearse en verano a abandonar el club o, por contra, continuar y comenzar de cero para buscar una segunda oportunidad.

Sin duda, los casos más llamativos negativamente son los de dos zurdos. Nikos se había consolidado como el lateral izquierdo, viviendo uno de sus mejores momentos con la zamarra azulgrana, pero una lesión acabó con ello. Una vez recuperado alternó titularidades con suplencias, pero actualmente la fe de Alcaraz en el griego es casi nula y es uno de los descartes habituales en las convocatorias, incluso cuando la defensa ha llegado justa de efectivos. Otro de los que le viene acompañando viendo los partidos desde la grada es Ivanschitz. El mediapunta austríaco, por mucho que Caparrós, Mendilibar y Alcaraz se hayan decantado por que ocupara la banda y no mostrara todo su máximo potencial futbolístico, ha ido bajando escalones progresivamente: titular, banquillo y no convocado. El máximo asistente de la anterior temporada y un gran especialista a balón parado no parece entrar en los planes deportivos y si nada cambia podría verse obligado a dejar el Levante a partir de junio. Por último, Pedro López es otro de los hombres de la "lista negra" de Alcaraz. Desde su llegada y aunque coincidiendo con una lesión, ha mantenido al torrentín casi inédito a excepción de algunos partidos en Copa del Rey; hasta Morales ha ocupado antes su puesto. La autoexigencia y el hambre de jugar del segundo capitán levantinista no le mantiene contento, pero su contrato concluye en el año 2017.


ARTÍCULO PATROCINADO POR: