lunes, 12 de enero de 2015

Levante UD-Málaga CF: Partido para granotas de fe ciega

Foto: EFE
Miedo. Esa es la sensación generalizada que asoma en la cabeza y corazón de los granotas. Incertidumbre de saber cual será la manera en que pretende el Levante UD cambiar el rumbo desvíado que lleva el equipo en Liga. Una afición que afronta el partido de vuelta de los octavos de final de Copa del Rey, ante el Málaga, más preocupada en la cita de Elche que en el propio encuentro. El partido ante los andaluces en el Ciutat de València, con una desventaja de dos a cero, y en un horario intempestivo en el marco de un encuentro intersemanal, hacen del mismo un evento con ingredientes para granotas de fe ciega. Todo aquel levantinista que pueda ir y decida hacerlo, lo hará seguramente con la intención de buscar un halo de esperanza, fruto de un equipo que muestre señales de ambición y orgullo. Mañana, más que el resultado, la gente quiere vislumbrar un conjunto vivo.

Muy distinta es la situación del Málaga. Un equipo que navega a buen ritmo, y de forma regular, por la Liga BBVA, y que puede permitirse el lujo de afrontar la Copa del Rey con derechos reales a soñar. El conjunto malagueño ha sabido reponerse, en el último año y pico, a las dificultades posteriores a su época dorada de Champions League, logrando construir un bloque competitivo y de calidad. La victoria lograda en la ida permite al conjunto de Javi Gracia visitar el Ciutat de València con cautela, pero con la seguridad de llegar a la capital del Turia con los deberes hechos.

Foto: Marca.com
La lista de convocados de Lucas Alcaraz, parece indicar que el técnico volverá a apostar por los habituales suplentes para intentar la machada de la remontada . Una remontada que, además de dar el pase a cuartos, podría servir de trampolín anímico para el trascendental partido de Elche. El técnico granadino dejó fuera de la lista a David Navarro, Morales, Casadesús, Ivanschitz y Sissoko, por decisión técnica. Lo que refleja que Alcaraz es consciente de que la vida se la juega en la Liga BBVA y que la Copa del Rey ha de servir a aquellos jugadores poco asiduos al once, para demostrarle su validez mediante un buen papel ante el Málaga, que permita competirle la eliminatoria ante el apoyo de los granotas. Será una nueva oportunidad para que los Gavilán, El Zhar, Xumetra, Toño y compañia, demuestren que tienen cabida en un once que no acaba de cuajar en la competición liguera. A la baja de Pape Diop, que se encuentra concentrado con Senegal para disputar la Copa de África, se une la de Víctor Pérez, que se perderá el choque copero debido a unas molestias en el aductor de su pierna izquierda.

Por su parte, el Málaga, que repite convocatoria respecto a su encuentro liguero frente al Villarreal, afronta el partido de vuelta con la tranquilidad que da el dos a cero de la ida. El buen rendimiento del equipo en el partido de La Rosaleda, hace prever que Javi Gracia volverá a conceder la responsabilidad de cerrar la eliminatoria a un once similar al que la dejó encarrilada. Jugadores como Juanpi o Ricardo Horta, autores de los goles del partido de la semana pasada, volverán a coger la manija del equipo, en detrimento de futbolistas como Amrabat, Darder o Castillejo, que guardarán fuerzas para acometer el bonito reto de devolver al Málaga a Europa.

En definitiva, un partido que no presenta demasiados alicientes para los granotas, pero que el destino puede convertir, de forma inesperada, en una gesta típica de las grandes noches coperas, que suponga un punto de inflexión en la moral de los levantinistas. Es mejor estar allí, por lo que pudiera pasar. Es cuestión de fe ciega.


ARTÍCULO PATROCINADO POR