jueves, 20 de noviembre de 2014

Vuelve la paz entre Levante y Valencia

A poco más de tres días para el esperado derbi valenciano, las aguas parecen ir volviendo a su cauce natural. Tras el ambiente de tensión sembrado por el precio fijado para las entradas visitantes, por el que el Valencia CF y su Consejo se sintieron molestos, finalmente en la tarde del miércoles se firmaba la paz.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Tanto el club levantinista como valencianista emitían un comunicado oficial en el que se anunciaba que habrá representación del Consejo del conjunto ché en el palco de Orriols, tras aceptar la invitación del Levante después de que los presidentes Quico Catalán y Amadeo Salvo coincidieran y se reunieran en Vigo. Así mismo, transmitían seguir manteniendo una relación cordial e institucional y hacían un llamamiento a las aficiones para que reinara un comportamiento ejemplar dentro de la rivalidad.

Además, a partir de las 13:15 horas del viernes, Lucas Alcaraz y Nuno Espírito Santo realizarán en la sala de prensa del estadio Ciutat de Valencia la protocolaria rueda de prensa previa al derbi valenciano ante los medios de comunicación.


Atentos a las enfermerías

Ambos clubes continúan con su preparación del partido. El Levante se volvía a ejercitar sobre el césped de la Ciudad Deportiva de Buñol, pudiendo contar ya Lucas Alcaraz con los internacionales griegos Vyntra y Nikos y el marroquí El Adoua, además de David Navarro ya recuperado de su malestar vertiginoso. Sin embargo, Camarasa con una gastroenteritis y Rubén García con molestias en los isquiotibiales no han formado parte del plantel disponible.

En el bando visitante son más preocupantes las alarmas. Dos de sus futbolistas más decisivos como son Parejo y Paco Alcácer llegan entre algodones y son seria duda, aunque apuran sus opciones para formar parte de la convocatoria para el domingo.


ARTÍCULO PATROCINADO POR