sábado, 29 de noviembre de 2014

Levante UD Femenino - Oviedo Moderno: La hora del cambio

-Fotografía: Alicia Moreno ante el Oviedo Moderno/ P. Asencio-
El Levante UD Femenino afronta, mañana domingo a partir de las doce del mediodía, un encuentro crucial de cara a sus aspiraciones definitivas al final de campeonato. El rival, el Oviedo Moderno, se ha confirmado, sin lugar a dudas, como la auténtica revelación de la temporada. A día de hoy, las asturianas ocupan el quinto puesto de la clasificación, justo por delante de un Levante que vislumbra con fiereza el asalto a su más próximo escalafón en la tabla.

Tras atravesar una negativa inercia de resultados y un juego que parece haber perdido algo de la chispa y el impulso inicial que vimos en las primeras siete jornadas de temporada, el equipo de Antonio Contreras buscará revertir la situación sumando los tres puntos en Nazaret casi cincuenta días después del último triunfo como locales, frente al Santa Teresa. Si bien las levantinas se han enfrentado a algunos de los combinados más duros y de mayor potencial de la competición, también es cierto que se han aunado momentos muy positivos como el empate en Lezama (hasta ese día un feudo inexpugnable) con tramos para el olvido, como la segunda mitad del choque ante el Sporting de Huelva.

La presencia de Alharilla en el banquillo ante el cuadro onubense fue una de las notas agradables del pasado fin de semana, aunque la habilidosa jienense no fue siquiera de la partida en los calentamientos que ejecutaron el resto de sus compañeras durante el transcurso del envite. Su participación, también como revulsivo el pasado curso, sirivó para sumar los tres puntos de manera épica ante la decepción de las verdinegras.

Con la única variante que pueda suponer la entrada de Mariajo en el once inicial o la poco probable alineación de Alharilla, todo apunta a que Contreras repetirá el mismo esquema y once inicial de la pasada semana, con Nerea, Olga, Adriana y Sheila formando un lujoso póker de ataque que, esperemos, recupere pronto su máximo instinto.
 

ARTÍCULO PATROCINADO POR