domingo, 2 de noviembre de 2014

El Levante sabe sufrir y saborea nuevamente el triunfo

No pudo tener un mejor estreno Lucas Alcaraz en su primer partido como técnico del Levante en Orriols. El equipo supo sobreponerse, no sin sufrimiento, a toda la tensión y nervios que generaba la crítica dinámica de juego y resultados y a la igualada de los andaluces mediado el segundo acto para rubricar su primera victoria como locales y recuperar ese tan ansiado clima de compenetración y unión con una afición entregada. 
 
La primera mitad fue una muestra de que ambos equipos partían con las intenciones claras pero ciertamente imprecisos en sus quehaceres. Muy erráticos en el pase, los pupilos de Lucas Alcaraz se apoyaron en un trabajo solidario y en el incesante apoyo del graderío para neutralizar las armas de un Almería que parecía, por momentos, satisfecho con la igualada.

-Fotografía: Barral celebra su tanto/ Jorge Ramírez-
La dupla formada por Zongo y Thievy comenzó a generar desajustes en la zaga local y, especialmente el primero, protagonizó dos aproximaciones con cierto peligro que, no obstante apenas inquietaron a un siempre seguro Diego Mariño. Por su parte, el Levante estiró las líneas e intensificó una presión que acabó fructificando en el bello tanto de Barral.

Diop recuperó, asistió para el gaditano y David, con una clase magistral, conectó un gran disparo que besó con fiereza las mallas de la meta defendida por Rubén. Precisamente el "siete" tuvo en sus botas el segundo gol, pero en esta ocasión el guardameta rival atajó el intento su sutil intento de vaselina.

Tras la reanudación, el cuadro franjirrojo tomó el control total del ritmo de juego e impuso su filosofía para anular por completo a un desubicado Levante que parecía requerir el pitido final con urgencia. Ximo Navarro, con una espectacular volea, y posteriormente Wellington en el rechace de la misma acción hicieron temblar al Ciutat de Valencia. Cinco minutos después, tras los continuos y cada vez más incesantes acercamientos, Zongo aprovechó una jugada de córner punteada por Soriano para batir a Mariño y sumir a los azulgrana en el máximo de los desconciertos.

Cuando quizá nadie lo esperaba, cuando el pánico parecía cundir y los almerienses se postulaban como claros favoritos, apareció el guante de Jaime Gavilán. Recién entrado al terreno de juego, el excelente zurdo hizo valer su talento para enviar un libre directo a la cruceta. Víctor, el más listo de la clase, aprovechó el balón suelto para desatar el éxtasis en toda la grada.

No sin algún susto final, especialmente en las botas de un incisivo Wellington, el Levante rubricó un más que valioso triunfo que permite respirar al equipo, salir del pozo de la clasificación y, sobre todo, creer más que nunca a estos jugadores y está afición en sus capacidades antes de visitar el siempre complicado Ramón Sánchez Pizjuan el próximo domingo a las doce del mediodía.

#UnidosSomosLUD


Ficha Técnica:

Levante UD: Mariño; Vyntra, Navarro, Juanfran, Nikos; Camarasa (Sissoko, 71'), Diop, Ivanschitz (Gavilán, 65'), Rubén (Morales, 77'); Víctor, Barral.

UD Almería: Rubén; Ximo Navarro, Trujillo, Dos Santos, Dubarbier; Verza, Thomas, Édgar (Soriano, 64'), Corona (Hemed, 56'); Zongo, Thievy (Wellington, 65').

Goles: 1-0, Barral (25'); 1-1, Zongo (70'); 2-1, Víctor Casadesús (75').

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Ciutat de València ante 13678 espectadores. El colegiado, Prieto Iglesias, amonestó por parte del Levante a Navarro, Diop y Nikos y a Édgar y Dubarbier por parte del Almería.

ARTÍCULO PATROCINADO POR