sábado, 25 de octubre de 2014

Sant Gabriel - Levante UD Femenino: El exceso de confianza, prohibido frente al colista

La trayectoria del equipo, hasta la fecha, resulta casi inmaculada. A excepción de media hora de falta de concentración en Mallorca, el Levante UD Femenino ha rubricado un inicio de temporada excelente que, sumado a un elevado y casi inesperado número de tantos, le ha permitido auparse a los puestos de privilegio de la clasificación y pelear de tú a tú contra entidades que cuentan con un mejor balance presupuestario.

-Fotografía: Partido en Albacete/ Lalu Albarrán (FUTFEM)-
El pasado sábado, en Albacete, se lograron tres trabajados puntos que supusieron superar la primera de las tres pruebas de fuego como visitantes que las chicas de Antonio Contreras afrontan de manera prácticamente consecutiva. Los goles de Nerea y Adriana, sumados a las sobresalientes intervenciones de Sandra Paños, fueron argumentos suficientes para tomar el bus de vuelta a casa con la victoria en el bolsillo.

La guardameta y la atancante turolense, junto a Leticia Méndez, tomaron parte además, durante la presente semana, de los entrenamientos oficiales de la Selección Española de fútbol, bajo las órdenes de Ignacio Quereda. Todas ellas se incorporaron este jueves nuevamente a la rutina del equipo y podrán participar, afortunadamente, en el choque del próximo domingo. No podrán participar, como hasta la fecha, las lesionadas Mariví Simó, Ana Buceta, María de Alharilla y Andrea Esteban.

El Sant Gabriel, en una crisis profunda

Si el fantasma de su desaparición planeó sin piedad durante el pasado curso, la primera parte de la competición no ha podido tener un desarrollo peor para el combinado catalán. Seis derrotas en sus seis primeros envites le sitúan en el último lugar de la clasificación, siendo el segundo equipo más goleado con veinte tantos en contra (después del Sevilla) y el segundo menos goleador con únicamente cinco dianas anotadas, por las cuatro del Rayo Vallecano, su último verdugo.

Las franjirrojas, junto a Barcelona, Sporting de Huelva, Espanyol, Valencia y Oviedo Moderno, con más o menos sufrimiento, se han deshecho de un Sant Gabriel que espera, cuanto antes, conseguir sumar sus primeros puntos y acercarse a la frontera de una salvación que, sin duda alguna, estará muy peleada.

Un equipo jovencísimo y que ha sufrido en los últimos meses una profunda remodelación en busca de un modelo sostenible a nivel económico y que garantice el futuro de la entidad. Cantera y más cantera, junto con algún aporte externo, configuran un conjunto que ha visto cómo jugadoras de peso y notable nivel han puesto rumbo a otros equipos. Brenda, Paula Nicart, Cristian Baudet, Sandra Hernández y, más recientemente, María Miret, Cristina Pizarro, Raquel Pinel o Lilo, hicieron las maletas hacia destinos varios. 

Tampoco siguió el míster, Dani Limones, dejando paso en el banquillo a Antonio Camacho. La nipona Asako, de lo más destacado hasta la fecha, o Cristina Becerra, procedente del Espanyol, ponen el punto de galones en un elenco de incorporaciones donde la cantera y la juventud marcan el sello de identidad del cuadro blanco. 


ARTÍCULO PATROCINADO POR