viernes, 17 de octubre de 2014

Levante UD - Real Madrid CF: Con nada que perder

El Levante UD afronta, sin temor o miedo alguno, el difícil compromiso que supondrá la visita del Real Madrid al Ciutat de València a partir de las cuatro de la tarde de mañana sábado. Envuelto en dos semanas de incertidumbre después del amargo empate en Éibar, con la llegada del nuevo patrocinador de por medio y el caos generado por los problemas físicos de la primera plantilla, el cuadro levantino tratará de sacar algo positivo en uno de los enfrentamientos más complicados del campeonato.

Bajas relevantes en ambos bandos

-Fotografía: Partido del pasado curso/ La Información-
Si bien los dos conjuntos acusarán bajas importantes, sin duda éstas tendrán un peso e influencia mayor en un Levante que, durante la semana, ha perdido hasta tres jugadores. Vyntra, lesionado con Grecia; Rafael Martins, que ha recaído de sus molestias en el recto y El Zhar, con gastroenteritis, se suman a Toño y Navarro en una enfermería en la que también puede acabar, a última hora, en senegalés Pape Diop.

Nikos, en cambio, será baja por decisión técnica. Destacan, en el plano positivo, los retornos de dos jugadores inéditos hasta la fecha: Juanfran y Gavilán. El zaguero, pese a sufrir todavía dolor en la zona afectada, lo dará todo por ser de la partida, mientras que el talentoso zurdo tratará de convencer de cualquier manera a Mendilibar que puede confiar en él y apostar por su fútbol dentro del esquema de juego del equipo.

Carlo Ancelotti, por otra parte, no dispondrá de los dos pilares franceses, Varane y Benzema, y contará de partida con el canterano Nacho en el centro de la zaga. El puesto del nueve bleu debería ser, en un principio, ocupado por el Chicharito Hernández, si bien no se descarta la entrada del malagueño Isco y su sociedad con James, Cristiano y Bale arriba.

El último precedente, alentador

El último encuentro entre Levante y Real Madrid en el Ciutat de València se saldó con derrota por dos a tres de los levantinistas que, pese a lo amargo de la misma, dejó sensaciones positivas en el bando entonces entrenado por Joaquín Caparrós. Después de ir venciendo por dos tantos a uno a falta de cuatro minutos para la conclusión, los canteranos Jesé y Morata sacaron las castañas del fuego al ya por entonces cuestionado Ancelotti y le dieron un triunfo in-extremis a su equipo.

Mañana la historia puede ser parecida, por qué no, pero el final desde luego será diferente...


ARTÍCULO PATROCINADO POR