martes, 16 de septiembre de 2014

El oscuro inicio de Liga y las dudas del Levante

Cuando se lleva transcurrido casi un mes de competición liguera, con un parón entre medio por compromisos internacionales, hay más sombras que luces en los resultados y rendimiento de este nuevo Levante de Mendilibar. Las dudas sobrevuelan Orriols y son muchas las preguntas que se formulan en los debates entre aficionados granotas.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Claro está que los rivales a los que se ha tenido que enfrentar el equipo levantinista no son los más propicios, donde debutó como local ante el Villarreal y se enfrentó a Athletic y Málaga consecutivamente a domicilio. Únicamente se ha podido obtener un punto de nueve posibles, pero esa no es la mayor preocupación actualmente ya que podría entrar dentro de lo normal esta serie de pronósticos.

La falta de aclimatación al nuevo estilo de juego exigido por el técnico vasco está siendo más lenta de lo esperado. A lo largo de los últimos años en primera división, con Luís García, Juan Ignacio Martínez y Joaquín Caparrós en el banquillo, en mayor o menor medida y con algunas modificaciones, el Levante ha ofrecido un modelo basado en aprovechar la fortaleza defensiva y explotar la eficacia goleadora al contragolpe. Una fórmula que surgió efecto y se ha visto recompensada con el objetivo de la permanencia e incluso el debut en competición europea. Sin embargo, actualmente se busca elaborar con más posesión y una construcción al toque, una línea defensiva adelantada y abrir las posiciones en el terreno de juego para aprovechar y crear espacios ante el adversario. Si bien es cierto que por momentos se fue superior al Villarreal y se mostró una mejoría en San Mamés, el último sábado en La Rosaleda se estuvo sometido a lo que quiso el rival y teniendo que aguantar las embestidas durante los noventa minutos, cosechando casualmente ese único punto que figura en el casillero que el propio míster reconoció no haberse merecido. De nuevo las alarmas y las primeras críticas serias se reflejaban.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Otro aspecto a mejorar es la pegada ofensiva junto el acierto de cara a gol. Llama la atención que el Levante sea el único club profesional que todavía no haya anotado a favor. Tampoco son muchos los disparos a puerta efectuados. Los recursos en la referencia ofensiva no son muchos tras no renovarse a Ángel, finalizar el paso nefasto de Baba y volver a ceder a un Roger que suma registros positivos en Pucela. Tres son los hombres a aportar la salsa del fútbol, con un Barral que no traviesa su mejor momento, con un Casadesús que también podría actuar de nueve y que fue el pichichi en pretemporada, y con un Rafael que fue contratado como tercer máximo artillero de la competición portuguesa pero que llegó pasado de peso y ahora cae lesionado del cuadríceps estando K.O. aproximadamente durante un mes.

 Mientras tanto, Mendilibar exige en los entrenamientos máxima intensidad, sin que nadie caiga en la relajación y continua realizando probaturas para acabar de dar con su once ideal. Consecuencia de ello, se ha visto también ausencias de jugadores importantes tanto en los partidos o convocatorias. El primer damnificado fue el central Vyntra, quien días después se ganó la confianza remplazando a El Adoua. En los últimos dos compromisos, han sido Rubén García e Ivanschitz los nombres propios, este último máximo asistente de la campaña anterior. No hay que olvidar a Sissoko y Diop, quienes acabaron destacados la última temporada y ahora están practicamente inéditos. Además de ello, otros como Víctor Pérez y Barral están siendo cuestionados por sus participaciones. Para más inri, una plaga de lesiones en la zona defensiva invade al equipo viéndose afectados Juanfran, Nikos, David Navarro, El Adoua e Iván López.

Por fortuna, hay también aspectos positivos y a resaltar en estas semanas. Con la marcha de Keylor Navas, se mostró confianza en pagar traspaso por Jesús Fernández, el cual ha comenzado como titular y, a pesar del bagaje general, ha evitado un mayor número de goles encajados, alzándose por el momento como el portero con más intervenciones. La cantera coge también su peso en oro, con la revelación y acertada presencia de Morales (aun no siendo convocado contra Villarreal) en banda con sus diferentes recursos y la autoridad de Camarasa en el centro del campo. Además, Héctor Rodas volvió a vestirse de corto tras meses lesionado y se espera que para el próximo compromiso puedan estar recuperados algunos de los defensas citados anteriormente.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Ahora llegará el Barça al estadio Ciutat de Valencia. Quizás la tormenta no haya pasado. El líder posee una gran plantilla y causa serias dificultades competir contra su calidad, pero a lo largo de las últimas temporadas se ha conseguido algunos puntos en la capital del Turia. Se afronte con mayor o menor positivismo, la realidad es la que es y hay muchos interrogantes. ¿Debe seguir confiando Mendilibar en estA nueva práctica de juego o retornar al modelo defensivo? ¿Habiendo una ficha libre sería conveniente intentar reforzarse con otro ariete? ¿Debería volver a darse más protagonismo a los futbolistas que tiempo atrás han sido de importancia? 

Lo que no cabe duda es que ahora son momentos difíciles, hay que mantener la calma, habiendo tiempo por delante para estudiar ciertos  aspectos y, sobretodo, que la afición y el club permanezcan unidos ante las adversidades precisamente en esta temporada que se posee el mayor número de abonados. Con constancia y apoyo todo será más fácil.


ARTÍCULO PATROCINADO POR