lunes, 15 de septiembre de 2014

El filial deja escapar dos puntos en el Puerto de Sagunto mientras el Juvenil supera al Cartagena

El Atlético Levante dejó escapar dos puntos de oro en su visita al Acero después de controlar casi la totalidad del partido con solvencia. Los hombres de Villafaina, que disfrutaron de una renta de dos tantos hasta el minuto 75, se vieron condicionados por la expulsión de Fran Núñez y sucumbieron ante los constantes y peligrosos ataques del cuadro local.

Apenas cinco minutos tardaron los dos futbolistas más destacados del conjunto azulgrana en poner en franquía el choque para los suyos. La conexión entre Matías, Traver y Juan Delgado fue letal y fructífera desde el comienzo y se tradujo en los dos tempraneros tantos de los visitantes. Primero fue Traver, en el minuto dos, quien resolvió una jugada colectiva de gran empaque. Posteriormente, apenas unos instantes después, el autor del primer tanto se vistió de asistente para servir al ex-delantero del Mestalla el segundo gol en bandeja.

-Fotografía: Partido del filial/ Jorge Ramírez-
Todo el partido transcurrió con una tranquilidad que únicamente beneficiaba a los intereses levantinistas y, a excepción de determinadas acciones aisladas, el Acero no inquietó apenas los dominios de Zagalá. Sin embargo, transcurrida media hora de la segunda mitad, el guion cambiaría por completo. Fran cometió una pena máxima que supuso su expulsión y el primer tanto del combinado porteño, obra de Will. Pese a intentar resistir las embestidas, en el minuto 85, un libre directo ejecutado con gran maestría por parte de Serra terminó lamiendo las mallas de la portería azulgrana y firmando un definitivo y, tal vez, algo injusto reparto de puntos.

El Juvenil División de Honor venció por la mínima al Cartagena

Los pupilos de Igor Oca sumaron sus primeros puntos después de vencer a un Cartagena que, si bien no creó una firme oposición al nivel mostrado por los levantinos, sí que complicó por momentos el devenir del encuentro. 

Superiores en todo momento, los chicos del Levante pronto se adelantaron en el marcador por mediación de Joan. El excelente trabajo defensivo de todo el equipo, sumado a la explosividad e intensidad de Colau y Álex Gil en tareas ofensivas, no dio opción a relajarse en momento alguno al cuadro murciano.

No obstante, el susto y la inquietud se instalaron en el cuerpo de los valencianos cuando Álex batió a Tienza con un disparo duro y cruzado, inapelable e imposible para el excelente meta local. Ciertos momentos de titubeo pronto dieron paso al definitivo tanto de Lander, minutos antes del descanso, que selló un triunfo importante y vital para dotar de confianza a un sobresaliente grupo que espera firmar una campaña a la altura de sus antecesores.


ARTÍCULO PATROCINADO POR