lunes, 18 de agosto de 2014

El Levante UD juvenil se proclama subcampeón del COTIF

El Levante tenía un complicado papel esta pasada noche en l´Alcúdia, enfrentarse al conjunto favorito para alzarse con el torneo Cotif 2014 en la final del mismo, la selección brasileña sub-20 de fútbol que en otros partidos había mostrado esa gran habilidad tanto de físico como de calidad. El joven combinado de la canariña llegaba a la final invicto habiendo logrado la consecución de dos victorias y dos empates en la fase de grupos y superando en la ronda eliminatoria a Argentina. El Levante afrontaba con ilusión la final donde tenía poco que perder y mucho que ganar ya que había firmado una nueva gesta llegando hasta la dicha última fase del torneo celebrado en tierras valencianas. Finalmente el joven combinado granota tuvo que conformarse con el subcampeonato tras caer derrotado por dos goles a cero.

Foto: Pepelu en la disputa de un balón//cotifalcudia.com
Comenzaba el partido con un dominador claro en el juego. Brasil se hacía con el control de la pelota lo que propiciaba muchas imprecisiones al inicio del encuentro por parte del conjunto de Igor Oca. El Levante no se encontraba cómodo en el campo frente a la rocosa y poderosa selección de Tadeo Gallo que, ya partidos atrás, había mostrado la dureza de su juego tergiversando el histórico “jogo bonito” por un juego rastrero y no exento de faltas inapropiadas, pese a ello, la calidad que poseían en sus piernas los jóvenes brasileños era ingente. El esfuerzo en los cinco partidos disputados días atrás y todos los minutos acumulados se notaba en las cansadas piernas de los jugadores granotas que se mostraban faltos de intensidad, pero que no se rindieron y con una sólida defensa que impedía que Brasil pudiera dominar el área granota comenzaron a llegar las oportunidades de contra para los jóvenes levantinistas. Una destacada actuación de Colau que demostró la gran calidad que atesora con sus penetraciones por la banda izquierda y la calidad de los dos medios centros Lado y Pepelu propicio que al descanso se pudiera llegar con un deseado empate y dejando la sensación de que el Levante había hecho los deberes hasta entonces, lo único que le faltaba al equipo era precisión en sus pases a fin de crear una jugada de peligro.

Foto: cotifalcudia.com
Después de los quince minutos protocolarios de descanso, la perdida de precisión del Levante fue notable hasta el punto que los de Tadeo Gallo tocaban el balón cómodamente por todo el rectángulo de juego. Cuando apenas corría el minuto diez de la segunda parte y después de muchos ensayos de Brasil en el área granota, una colada por la banda izquierda de un jugador brasileño y la posterior entrada que un defensa granota realizó sobre él terminó siendo a ojos del colegiado un riguroso penalti que, segundos más tarde, convertiría Lima en el primer tanto de la final, no exento de polémica ya que el joven jugador mandó callar a la grada y después bailó con el resto de sus compañeros mostrando muy poco respeto hacia el equipo rival. El conjunto de Igor Oca siguió con su labor de atacar y pudo llegar el empate a balón parado gracias a las continuas faltas al borde del área que el pupilo Pepelu lanzaba, pero ninguna vio portería. Cuando parecía que todo estaba sentenciado y el público comenzaba a alzarse de sus asientos,  llegaría el segundo y definitivo gol de Brasil, donde tras una falta de entendimiento de la defensa granota, Gerson remataría entre los tres palos.


El Levante se convertía así en el subcampeón del importante campeonato internacional COTIF con una excelente participación y haciendo patente el gran futuro que depara al plantel granota en los próximos años. Además de esto, el esfuerzo del cuerpo técnico se vio galardonado con la elección de Igor Oca como mejor entrenador, Tienza fue nombrado mejor portero del torneo y Pepelu se alzó como el futbolista más destacado de la competición.


Foto: Participes del éxito del Levante UD//Arnau Llopis