lunes, 18 de agosto de 2014

El Juvenil vence a Argentina y alcanza las semifinales del COTIF

-Fotografía: Duelo del Juvenil ante Argentina/ www.cotifalcudia.com-
El Levante UD firmó en la noche de hoy domingo una doble alegría que no hace sino mostrar el potencial de trabajo y humano que existe a todos los niveles estructurales de la entidad. Después de lograr el pase a la final el equipo femenino, superando al poderoso Montpellier con el soberbio tanto de Leti, el equipo juvenil, dirigido por Igor Oca, ha alcanzado las semifinales del torneo, donde Ecuador será el rival, tras vencer por la mínima (2-1) a la hasta ahora imbatida selección de Argentina.

El encuentro, disputado a dos partes de treinta y cinco minutos como todos los correspondientes a la categoría, estuvo plagado de intensidad y ocasiones por parte de ambos conjuntos. Los argentinos llegaban a la previa con la vitola de intocables y habiendo sumado nueve puntos de nueve posibles. Por su parte, el Levante había mostrado síntomas de continua mejoría en los envites frente a Indonesia y Mauritania que sirvieron, entre toras cosas, para recuperarse moralmente de la exigua derrota frente al Barcelona. 

El empate parecía el desenlace, a priori, más sencillo para la contienda, permitiendo así el pase de ambos combinados a las semifinales pero, eso sí, con el cuadro azulgrana relegado al segundo puesto. Sin embargo, tanto el míster como los jugadores levantinistas lo tuvieron claro en todo momento y saltaron al césped con la intención de sumar los tres puntos. La primera mitad fue la espectadora única de los tres tantos del partido. Jáuregui adelantó a la albiceleste a los pocos minutos de iniciarse el encuentro y hubo que esperar hasta el final de la primera mitad para ver cómo algunos de los valores más prometedores de la fábrica levantina exhibían todo su potencial. Primero Pepelu, con un libre directo espectacular, y después Colau, con una acción individual en la que sorteó hasta a cuatro rivales y batió al guardameta con un duro derechazo, alzaron el dos a uno definitvo al electrónico.

La segunda mitad dejó paso a una disputa más eléctrica y antideportiva en la que el auténtico protagonista dentro del plano puramente futbolístico fue Sergio Tienza. El guardameta azulgrana firmó tres intervenciones de escándalo que evitaron la igualada de un conjunto argentino que, fruto de la desesperación, atacó con algo más que el balón a sus rivales y que, al igual que el Levante lo hará ante Ecuador, espera con deseo el duelo de semifinales y, por qué no, reeditar un tenso enfrentamiento en una hipotética final del torneo.