martes, 24 de junio de 2014

Antonio Contreras: "Este Levante transmite mucha ilusión y ganas"

Un año más, la temporada de fútbol termina con la llegada del verano. La sección femenina del Levante UD ha cosechado una quinta plaza en una igualada Liga, mientras que en Copa de la Reina no se logró el pase a la final tras caer eliminadas ante el Athletic Club. Para hacer balance del campeonato, el entrenador Antonio Contreras ha atendido amablemente a Mundo Levante UD tras su tercera temporada al frente del banquillo granota.


-Lo primero de todo, gracias por atendernos. Cuéntanos, ¿cómo estáis tú y las jugadoras tras esta última eliminación copera?
Poco a poco mejor. El primer día te vas fastidiado a casa después de todas las ilusiones que habías depositado y que en el partido de vuelta se van al garete. Ahora comienza un nuevo proyecto, donde se empieza a negociar con las jugadoras para intentar llegar a buen puerto y hacer un equipo competitivo.


Foto: Patricia Asencio
-¿Qué balance haces tanto de la Liga como de la Copa?
El año pasado, cuando se fue Ruth, Bernauer y nos habían eliminado de la Copa, recuerdo a muchas gente que decía que este equipo no iba a luchar por lo mismo. Sin embargo, al margen del juego que se es libre de valorar y hay momentos que había que mirar sólo por ganar. Este Levante, a falta de quince minutos en el penúltimo partido contra el Collerense, iba tercero. Un gol desafortunado contra dicho equipo y otro a balón parado contra la Real Sociedad hizo que sin embargo acabáramos en quinta posición. Creo que el balance es positivo. En vestuario hemos ganado también. Yo creo que la parte negativa fueron las lesiones.

-¿Qué crees que le ha faltado al equipo para tener más regularidad en algunos tramos de la temporada?
A lo mejor ha faltado creérselo, o evitar cometer algún error tonto que hemos tenido, así como algo más de veteranía. Aún así, prefiero esta juventud con las ganas que pone antes que la posibilidad de tener veteranas sin tanta ilusión ni ganas y vengan a otra cosa al Levante.

-¿Crees que esos errores han servido en cierta manera para aprender a las jugadoras?
Y para aprender yo. Al fin y al cabo debo hacerlo y estar concentrado. Son las cosas del fútbol. El ejemplo más reciente es el de la selección española en el Mundial que, a nivel profesional, de un partido para otro, quizás debería haber hecho ciertas rectificaciones. Pero, volviendo a nuestras jugadoras, cada semana realizan entrenamientos de dos horas o más, con entrega y sin poner malas caras, y quizás a veces es más fallo mío.

-¿Las lesiones o ausencias han sido un factor clave durante la temporada? ¿Has sentido frustación en algún momento por ello?
Frustación nunca. Más que eso me da rabia por ellas, ya que dentro de muchos años, por algunas de esas lesiones, podrán acabar cojas por dejarse todo por el club y depositarlo por su ilusión. ¿Han influido las lesiones? Sería muy duro por mi parte decir que hubiéramos mejorado mucho con las lesionadas. A lo mejor sí, nunca se sabrá, pero las que han entrado en su lugar se merecen el respeto de todo el mundo. Lo que sí tengo claro es que hay jugadoras que en ocasiones, por unas razones u otras, no han podido jugar, como es el caso de María Pérez, que me parece una de las mejores futbolistas que tengo.

-Ante la falta de algunas jugadoras, has tenido que reinventar las posiciones de otras. ¿Te ha servido para hacer algún descubrimiento para ponerlo a menudo en práctica en el futuro?
 No diría que haya hecho ningún descubrimiento, lo que sí estoy orgulloso de que este equipo ha acabado disputando con Sheila muchos minutos importantes, también en menor medida con Paula Guerrero, incluso participando Aila o María Martínez. Lo que está claro es que pocos equipos pueden mencionar de haber acabado trabajando con cuatro jugadoras o más del filial, y eso se valora poco ante clubes que disponen de mucha más veterania o con internacionales.

-¿Cual dirías que es el partido que te ha dejado mejor sabor de boca? ¿Y el que resultó más negativo?
El más positivo diría el de Leioa, por todo. Aunque no tuvimos el balón todo el tiempo que quisimos, sí salió todo lo que habíamos trabajado. Un entrenador sale contento después de esto. El empate no fue un resultado malo, ya que preguntando entre otros a Maider, pueden corroborar que desde la época de Josep Alcácer el Levante no conseguía un buen resultado en Bilbao. Hubiera firmado hasta el tres a dos de Liga, pero con el empate sin goles les obligábamos a marcar en Valencia. Por tanto, en general y en especial a nivel defensivo, mencionaría Leioa, mientras que el derbi en Paterna ante el Valencia también fue otro gran encuentro y a nivel ofensivo fue muy completo. En cuanto al más negativo citaría el día que se pierde en casa ante el Levante Las Planas, porque dimos oportunidad a jugadoras que no venían jugando y hay que dar la talla en esos momentos. No digo que sean las responsables, pero no se puede fallar y hay que aprovecharlo. Ese día hicimos internacionales a futbolistas rivales viniendo dicho conjunto hundido, y me decepcionó la actitud de nuestro equipo. Esos tres puntos desaprovechados son el ejemplo de que al final salen caros fallos así.

-El año pasado recalcaste que te gustaría poner más en práctica lo trabajado en entrenamientos (manejo balón, jugadas...). ¿Crees que esta temporada has podido trasladarlo más a los partidos?
Creo que tampoco. Muchas veces, al hablar con otros entrenadores, te comentan que bastantes partidos se resuelven a balón parado y precisamente con jugadas que no estaban ensayadas. El ejemplo más reciente es el gol de Anabel contra el Sporting de Huelva en Copa. La jugada en que marca ella, no tiene nada que ver con lo que trabajamos durante toda esa semana. Hay que saber también aprovechar la oportunidad y la toma de decisión de las futbolistas. A veces es mucho más importante que lo practicado día a día.

-Volviendo a la Copa, en la ida de semifinales en Leioa, se logró un buen resultado a pesar de tener aspectos en contra (césped natural, longitudes...), incluso la afición se desplazó en autobús. Manifestaste que fue un partido más especial. ¿Que se sentía desde el propio terreno de juego?
A mí me gustó la posición en que estaba el banquillo porque podía desenvolverme por la banda más a mi gusto y tener pegado al público. Ya no sólo a nivel deportivo, lo transmitido a nivel emocional por la afición fue muy grande. Aquel levantinista que coge el bus de madrugada y se vino a Leioa para animar a las chicas, a pesar de estar enfrente una de las mejores aficiones en el fútbol femenino como es la del Athletic, tiene todo el derecho a opinar y valorar lo que se vivió ese día. El oír a una levantinista y que todo el mundo se contagie a los gritos de "Levante, Levante", se escuchaba, llegaba al equipo y le ayudo muchísimo. Ha sido uno de los momentos más especiales desde que estoy en el Levante en cuanto a tema afición se refiere, aunque tampoco hay que olvidar el desplazamiento del año pasado a Zaragoza, a pesar de ser otras las condiciones.

-Sin embargo, una semana más tarde, el Athletic superaba al Levante. ¿Qué piensas que faltó para rematar el pase a la final? ¿Te volvieron recuerdos de hace un año contra el Prainsa Zaragoza?
El día del Prainsa fue más jodido y faltando un minuto, teniendo un cambio por hacer. Contra el Athletic creo que faltó aguantar los siete u ocho minutos que restaban hasta el descuento porque para la segunda parte teníamos un planteamiento distinto y más arriesgado para ir a por el partido. La intención era aguantar lo que pudiésemos, a ver como se llegaba tras la primera parte y ver cuando merecía ser el momento de arriesgar sustituyendo a Alicia y Nerea que aportan otras cualidades por los revulsivos de Peque y Alharilla (teniendo ésta riesgo de romperse el tendón de Aquiles). Yo quiero reconocer públicamente el esfuerzo de Alharilla para intentar recuperarse lo máximo posible para estar en ese momento tan importante. También faltó fortuna al no entrar las ocasiones de Olga y Sonia Prim que hacía empatar el partido y tener más opciones de llevarnos el partido, en contra del primer gol de Nekane tras un centro lateral. En el banquillo pocas opciones más teníamos.

-¿Crees que la afición levantinista ha cumplido un papel importante durante esta temporada?
Sin duda. Pero con todos mis respetos, siempre con los mismos, y sí me gustaría que no sólo fuera exceptuando finales o algún partido importante en que se ven caras nuevas. Aún así hay quien se engancha en dichos partidos y es importante sumar.

Foto: Patricia Asencio
-Leti, Olga y Guti fueron las nuevas incorporaciones. Durante todo el campeonato han sido titulares. ¿Cómo valorar este primer año en el club? ¿Han cubierto bien las marchas de gente como Ruth o Bernauer?
Por supuesto. Tras la marcha de Ruth y Bernauer, han venido estas tres chicas e incluso hemos podido mejorar. Exceptuando el escudo y la gente, nadie es imprescindible ni aquí ni en ningún sitio. Si las que se fueron eran buena gente, Leti, Olga y Guti también lo son en mayúsculas.


-La cantera también ha hecho presencia con participación de Sheila, Paula Guerrero, Aila y María Martínez. Cuéntanos como has visto el trabajo y evolución de cada una de ellas.
La jugadora que más ha evolucionado es Sheila, que lleva dos años conmigo. Ella comenzó poniéndose sólo el peto y sirviendo de comodín. Ahora mucha gente quiere llegar y jugar como Sheila, y para eso conlleva mucho trabajo y tienes que comenzar con el peto, sabiéndolo aguantar con una sonrisa en la cara. Nadie le ha regalado nada, se lo ha ganado ella. Si no cambia, será una gran futbolista. De Paula Guerrero igual, es buena chica y jugadora, pero debe seguir esforzándose y ser más constante en algunas cosas. Aila siempre tiene la sonrisa en la boca cuando trabaja; creo que el año que viene tendrá minutos importantes porque en el Levante se busca buenas personas y futbolistas y ella lo es. María es la que más verde veo ahora mismo de las que han subido, pero le voy a ayudar y creo que se le va a sacar lo mejor de sí entrenamiento a entrenamiento porque le gusta esto y se lo merece.


Echando la vista atrás, ¿te sientes orgulloso de cómo ha ido creciendo este proyecto futbolístico? ¿Crees que el año que viene se puede dar un paso más adelante?
Contento creo que sí tengo que estar y sobretodo dar gracias al Levante. Tal y como están las cosas,  mientras se resuelve el futuro de las jugadoras y a falta de lo que traiga el club, quizás haya que echar más mano a la cantera, sin volvernos locos y ganándoselo a base de esfuerzo, como durante años atrás hicieron Anabel, Alicia, Mariví,... Vamos a intentar luchar por todo lo que se pueda porque hay mucha igualdad en la Liga y no es fácil. Intentaré devolver la confianza que depositan en mí. Yo me veo con muchas fuerzas para seguir adelante.

-Si pudieras elegir, ¿qué posiciones te gustaría para fortalecer más el equipo?
Una punta y seguramente una central.


-¿Qué significa para ti tener en el equipo a jugadoras como Maider, Mariví, Sonia Prim y todo lo que transmiten?
No me gusta hablar de ninguna jugadora en concreto en este aspecto porque hay otras que pueden transmitir la misma ilusión y ganas que ellas, se llame Maider, Nerea, Alba o quien sea. Lo de ellas lo veo algo natural porque lo llevan en la sangre. Es más una labor de grupo.

-¿Qué te parece la repercusión del Levante UD Femenino en los medios de comunicación? ¿Has echado algo en falta?
He echado más en falta la labor de algunos medios, en especial durante las semifinales, el que te llamen y sirvan de ayuda de promoción al equipo. Pero no sólo pasa aquí, sino en el resto de equipos. La situación está muy mal en el fútbol femenino y no se va por el buen camino.

-¿El carácter familiar del club y la relación cercana entre jugadoras y afición ayuda más si cabe al rendimiento del equipo?
Pienso que sí, que el estar cerquita de las jugadoras y apoyarlas día a día lo nota el grupo. Todo lo que sea sumar, es bienvenido.


-¿Qué te parece la situación actual que están viviendo otros clubes como Rayo Vallecano, Sant Gabriel o Lagunak en que por momentos se ha barajado hasta su desaparición?
Me da mucha pena, sobretodo por el caso del Rayo Vallecano. Tengo varias amigas ahí como Priscila, Marianela,... también con otras que incluso he coincidido en otros clubes, y particularmente me sabría mal.


Para acabar, sometemos a Antonio Contreras a nuestro test de Mundo Levante UD:

-Una comida: La paella
-Una canción: "Pero a tu lado" - Los secretos
-Un animal: Un gato
-Coche o moto: Ninguno de los dos
-Playa o montaña: Playa
-Un libro: Alguno deportivo
-Una película: Ocho apellidos vascos
-Una serie: Cuéntame
-Un color: Verde esperanza
-Un deportista: Rafa Nadal
-Un día de la semana: Domingo
-Un partido para el recuerdo: Leioa
-Un rincón para perderse: Olivenza
-Un sueño: Que mi hijo me vea ser entrenador