domingo, 18 de mayo de 2014

El Levante cae por la mínima en el primer asalto

El Sporting de Huelva se impuso por un gol a cero al Levante UD Femenino en el enfrentamiento de ida de los cuartos de final de la Copa de SM la Reina. El tanto anotado por Virgy mediado el segundo acto sirvió para desequilibrar un partido igualado y luchado en el que las locales mostraron un plus de acierto que les permitió partir con una exigua ventaja para el desenlace definitivo que el próximo domingo tendrá lugar en Nazaret. 

Foto: Juanma Arrazola / Sporting de Huelva
El envite se inició con un gran respeto entre ambos contendientes y con la sensación de estar inmersos en un partido de ciento ochenta minutos en el que cualquier fallo o error podía ser más que condenatorio. Así pues, fue el cuadro onubense quien buscó con más intención la portería defendida por Sandra Paños en busca del primer tanto. Sosa, Virgy y Sandra se convirtieron en los argumentos de máximo peligro de un Sporting que no encontraba apenas huecos en el férreo entramado defensivo de las levantinistas. 

Con Anabel formando en el centro de la zaga, Prim en el lateral diestro y Alicia ocupando el lugar de la lesionada Alharilla, el equipo de Antonio Contreras trató de asumir los riesgos justos y controlar el partido desde el oficio, la presión y la intensidad que en todo momento imprime a sus encuentros. Pese a ello, resultaba por momentos complicado, con el paso de los minutos, detener algunas de las aproximaciones de un rival con un grado extraordinario de motivación. El dominio progresivo de las locales se hizo latente conforme el encuentro avanzaba y así lo demostró Sosa con un envío de falta excepcional que entre Paños y el larguero evitaron que besara con virulencia las redes de la meta azulgrana.

La segunda mitad despertó la garra y tesón de una de las mejores jugadores del combinado andaluz. Martín Prieto avisó hasta en dos ocasiones, con sendas intervenciones de Paños. Por su parte, fue Ali quien trató de replicar a la preocupante imposición que empezaba a instaurarse por parte de las jóvenes blanquiazules. San Juan tembló con un gran disparo de la albaceteña apenas iniciado este segundo acto que lamió el poste de la meta de Sara Serrat.

Minutos más tarde llegaría el jarro de agua fría para el Levante. Un excelente zapatazo de Virgy acabó colándose por la escuadra de la portería de Paños, quien nada pudo hacer. El tanto mermó pero no apagó ni mucho menos las esperanzas levantinas, que pelearon por merodear con más frecuencia los dominios de Sarita y lograr un gol que podía ser de vital importancia. Entraron Peque y Paula en detrimento de Nerea y Ali, pero no fue suficiente para equilibrar el electrónico. Nazaret dictará sentencia el próximo domingo.


ARTÍCULO PATROCINADO POR