domingo, 2 de marzo de 2014

La eclosión de un colosal Rubén

Que Rubén es, a día de hoy, uno de los mejores jugadores de la primera plantilla del Levante UD nadie lo pone en duda. Sin embargo, todos los aficionados han sido conscientes, al igual que los técnicos, sus compañeros y el propio jugador, del bajón futbolístico que experimentó semanas atrás y que suscitó ciertas dudas en los diferentes sectores.

-Fotografía: EFE-
Vimos durante muchos partidos a un Rubén apático, que no encontraba su sitio en el esquema y al que le costaba seguir el ritmo que se imponía sobre el césped. Tal fue la caída de rendimiento que el propio Caparrós decidió enviarlo directamente al banquillo durante algunos envites e ir dosificando una pequeña crisis de la que el utrerano estaba más que convencido que tarde o temprano saldría la joya de la cantera azulgrana.

Mejoría notable y espectacular partido ante Osasuna

El jugador ya ofreció detectables síntomas de mejoría en el partido ante el Almería, donde probablemente fue uno de los jugadores más destacados, recobrando la absoluta sintonía con una grada que le adora. Sin embargo, ayer tarde Rubén terminó de demostrar por qué su salto casi de manera directa desde el Juvenil al primer equipo y su consagración como uno de los bastiones del actual Levante no fueron casualidad alguna.

El talentoso mediapunta volvió loca a la defensa navarra. Desesperó en todo momento a sus marcadores, conectó rápidamente y de manera brillante con todos sus compañeros, mostró el desparpajo propio de un fuera de serie y redondeó su actuación con un gol digno de una auténtica figura. Controló un balón de Juanfran en la frontal del área, firmó un reverso sobresaliente y conectó un disparo inapelable. Todo esto sumado a su encomiable trabajo defensivo.

Feliz por su actuación... y por el equipo

Joaquín Caparrós no dudó en exaltar la figura de Rubén en su comparecencia en rueda de prensa. Sabedor de la importancia de sus palabras y de la enorme labor psicológica y deportiva de recuperación que ha llevado a cabo con el 11 durante los últimos días, el míster ensalzó por encima de todo el recital del canterano en una jornada redonda que acerca al equipo a la permanencia.

El propio jugador recordó la importancia de "los tres puntos" por dejar a tiro el "objetivo de la permanencia y destacó "la necesidad de estos buenos minutos que tanto necesitaba".