jueves, 20 de marzo de 2014

La casta y profesionalidad de Nikos reciben el premio de su renovación hasta 2016

Foto: Agencia EFE
La paciencia y el trabajo siempre acarrean recompensas. Eso debe pensar Nikos Karampelas.

El griego, que recaló en el Levante en verano de 2012, parecía olvidado por Joaquín Caparrós durante los primeros meses de competición de la presente temporada. La eterna juventud de Juanfran hacía al de Barona líder indiscutible del lateral izquierdo. Nikos tuvo que acostumbrarse a vivir a la sombra del capitán granota, y ver el transcurrir  de la gran mayoría de encuentros desde el banquillo e incluso desde la grada del Ciutat de València.

Sin embargo, Nikos no mostró ningún signo de descontento, al menos de cara al público, ni se desconectó del buen ambiente del vestuario. Se dedicó a trabajar y esperar su momento. Y ese momento llegó. Una plaga de lesiones asoló a la defensa granota a finales de noviembre, y Caparrós tuvo que acudir a Juanfran como central. Eso le valió a Nikos para entrar en el once. Cualquiera puede pensar que la titularidad que ha copado desde ese momento, es tan solo debido a que no hay ningún lateral más, pero nada más lejos de la realidad. Si Juanfran no se ha movido de la posición central no es solo debido al gran rendimiento del capitán, sino a las garantías de intensidad y compromiso que está mostrando el griego en la posición de lateral izquierdo. En el momento que Nikos no hubiera convencido al utrerano, disponiendo de todos los centrales de la plantilla, Juanfran hubiera vuelto al lateral.

Pues bien, el convencimiento en la labor del griego ha llegado más allá del banquillo, y ha conseguido que la secretaría técnica, encabezada por Manolo Salvador, den el visto bueno a la renovación del lateral griego. El acuerdo se ha cerrado esta mañana, y el nuevo contrato ligará los destinos del Levante y Nikos Karampelas hasta junio de 2016. 

Desde Mundo Levante UD queremos dar la enhorabuena al lateral griego por este premio a su esfuerzo.


ARTÍCULO PATROCINADO POR