sábado, 22 de marzo de 2014

El Levante suma un punto en su visita a Cornellà

Espanyol y Levante firmaron las tablas en un partido equilibrado, con visiones tan contrapuestas como equiparables y que parecía condenado a un electrónico impertérrito e inamovible. Cornellà acogía la visita del Levante en un duelo donde catalanes y valencianos comenzaron y terminaron la jornada empatados a 37 puntos en la clasificación.

-Fotografía: MARCA-
Keylor Navas fue una vez más el principal protagonista del partido, salvando hasta tres claras ocasiones en la primera parte ante los atacantes Sergio García y Pizzi. Los de la capital del Turia apenas lograron hacer peligrar la portería de Kiko Casilla, tan sólo un cabezazo de Héctor Rodas que marchó desviado en los últimos instantes. Dominio territorial perico y protagonismo amonestador para un poco dialogante Fernández Borbalán.

El paso por vestuarios y, especialmente, la entrada de Víctor Casadesús al terreno de juego cambiaron el guion de un partido anodino y aburrido al que los jugadores levantinistas trataron de añadir algo de picante. Barral, Vyntra y el propio Víctor dispusieron de tres claras ocasiones que, por una mezcla de gracia divina y desacierto de los valencianos no terminaron lamiendo las mallas de la meta defendida por Kiko Casilla.

El ariete mallorquín también se convertiría en protagonista a falta de apenas un par de minutos para la conclusión, cuando vio como el colegiado le enviaba al vestuario antes de tiempo por una dura entrada sobre Jhon Córdob. El colombiano se marchaba libre de marca y Casadesús no se lo pensó. Es su segunda expulsión como jugador del Levante. Un posible penalty sobre Colotto instantes antes completó el elenco de incidencias que dejó un choque sin vencedor y que permite a ambos conjuntos asentarse en la zona media de la tabla con un notable colchón sobre los puestos de descenso.


ARTÍCULO PATROCINADO POR