sábado, 1 de marzo de 2014

Al ritmo de Rubén todo es posible

-Foto: MARCA-
El Levante UD ha cosechado un triunfo más que solvente ante Osasuna, cuajando problablemente uno de sus mejores partidos de lo que llevamos de temporada como local y que le sirve para situarse con treinta y seis puntos en la séptima posición de la clasificación, a falta de que Sevilla y Valencia disputen sus respectivos enfrentamientos.

Contrario a lo exhibido en las últimas semanas durante los tramos iniciales de los partidos, el equipo de Joaquín Caparrós salió muy enchufado y cercando los dominios osasunistas con frecuencia. Poco tardó en llegar el premio. En el tercer minuto de juego, el senegalés Pape Diop conectó un sensacional disparo desde el perfil derecho de la frontal del área que se coló en la portería de Andrés Fernández ajustado a la cepa del poste, con cierto grado de colaboración por parte del cancerbero.

El control inicial se prorrogó con el paso del tiempo, mientras el envite ganaba poco a poco en intensidad y dureza. Una ocasión aislada de Oriol Riera que terminó en córner fue el escaso bagaje de un Osasuna paupérrimo, que para nada mostró el nivel ni la dureza del pasado fin de semana ante el Atlético de Madrid, al que fue capaz de vencer por tres tantos a cero. 

Un lanzamiento de falta de Pape Diop que atrapó sin problemas Andrés Fernández y un cabezazo de Barral que salió ligeramente desviado tras un centro de Rubén precedieron al segundo tanto del Levante. Juanfran envió un balón directo al corazón del área que sirvió para que Rubén, el mejor sin duda hoy del Levante, controlase, ejecutara un reverso fenomenal y llevase el delirio a la grada.

El paso por vestuarios acrecentó y caldeó más todavía los ánimos de dos equipos encrispados que dejaron de lado el fútbol para dar paso a un carrusel de acciones extradeportivas y carentes de sentido que ensombrecieron parcialmente el buen hacer del Levante. A falta de treinta minutos para el final, Víctor Casadesús enfiló el camino hacia los vestuarios tras ver la tarjeta roja directa en su intención de parar el encuentro de manera absurda por una acción previa con Loukas Vyntra en la que el heleno sufrió una hemorragia nasal.
De ahí hasta el final, mera tarea de control y calma ante un inoperante Osasuna que en ningún momento encontró sentido a su labor en la tarde de hoy. Además, Diop vio la quinta amonestación que le privará de viajar con el resto de sus compañeros el próximo fin de semana al Santiago Bernabéu.


Ficha Técnica:

Levante UD: Keylor Navas, Vyntra, Navarro, Juanfran, Nikos; Diop, Simao, Rubén (Sissoko, 80'), Ivanschitz (Pedro López, 74'), Víctor y Barral (Babá, 90').

At. Osasuna: Andrés Fernández, Lolo (Lobato, 48'), Armenteros, Arribas, Oier, Cejudo, Oriol Riera, Silva, R. Torres (Nino, 79'), Lotiès y Damià (Acuña, 65').

Goles: 1-0, Diop (3'); 2-0, Rubén (42').

Árbitro: Pérez Montero amonestó a Barral, Simao, Diop y Rubén por parte del Levante y a Oier y Damià por parte de Osasuna. Expulsó a Casadesús con roja directa.
Incidencias: Partido disputado en el Estadio Ciutat de València ante 11323 espectadores.