miércoles, 5 de febrero de 2014

Nagore: La recompensa a toda una trayectoria

-Fotografía: Levante-EMV-
Alberto Gómez Fernández se comprometió el pasado mes de enero con el Levante UD, después de rescindir el contrato que le vinculaba a su anterior equipo, el Alcorcón, cuyo escudo defendió durante más de cuatro temporadas y media. Nagore (como se le conoce por el nombre de su hija) consigue así un premio merecido, una recompensa a una trayectoria sufrida y trabajada: debutar en la máxima categoría. Manolo Salvador, quien ya fijó sus miras sobre el lateral madrileño hace más de año y medio, ha encontrado en el madrileño el recambio perfecto tras la marcha del polémico y controvertido Christian Lell.
Nagore nació en la capital el 27 de diciembre de 1980 y, tras un período de formación, formó parte del plantel del filial del Rayo Vallecano en 1999, con tan solo dieciocho años. Sin embargo, el zaguero no logró consolidarse como un miembro importante en el cuadro vallecano, y sus cinco cursos siguientes se convirtieron en todo un período nómada y de cambio continuo, militando en diversos clubes de categorías inferiores: Torrejón, Alcázar, Logroñés, Toledo, Pinto y Azkoyen. 

-Fotografía: Levante UD-
Finalmente, en 2005, recibió una interesante oferta del Alicante (todavía en Segunda B) que no dudó en aceptar. Se presentaba como un proyecto estable a la par que ambicioso. Nagore pasó dos buenos años en la Costa Blanca y en el mes de junio de 2007 (un año antes del ascenso de los blanquiazules a la categoría de plata) se marchó camino a Girona para vivir un año satisfactorio de experiencia en Montilivi. Doce meses más tarde, su carrera daría un nuevo cambio de rumbo, firmando un contrato anual con el Lorca Deportivo.

En el verano de 2009, después de dos nuevos años de turbulencias e inestabilidad, Nagore recibió la llamada del Alcorcón. Una llamada que cambiaría por completo su vida. En la entidad alfarera, el lateral ha vivido los mejores años de su carrera deportiva, alcanzando un nivel deportivo espectacular. Participó en la mítica humillación copera al Real Madrid, ascendió a la Liga Adelante y, hasta en dos ocasiones, estuvo cerca de hacerlo a la Liga BBVA con los amarillos. La labor de Anquela en su crecimiento fue, sin duda alguna, crucial y determinante.

Tras cuatro cursos y medio y con un Alcorcón envuelto en un ambiente turbio, su marcha al Levante ha supuesto el impulso definitivo y el premio merecido a una trayectoria estoica y peleada. Nagore es un lateral con gran proyección ofensiva (doce goles como futbolista del Alcorcón), ordenado en la marca e inteligente en el posicionamiento. No posee gran velocidad punta (es un jugador corpulento), pero en cambio puede actuar como central improvisado. Sin duda, un acierto de la Secretaría Técnica y un adecuado competidor para un puesto de sobra cubierto con su aportación y la del recién renovado Pedro López.

Te deseamos muchos éxitos como levantinista.

¡BIENVENIDO NAGORE!

ARTÍCULO PATROCINADO POR