domingo, 23 de febrero de 2014

L'Hospitalet conquista Buñol por la mínima

De nuevo, los elementos se aliaron y privaron al filial azulgrana de sumar algo positivo en su partido de ayer sábado frente a L'Hospitalet. El tanto de Iván Salvador a cinco minutos del descanso y la posterior expulsión de Polaco por doble amonestación instantes después fueron dos losas insuperables para un equipo que adolece, por motivos dispares, de la regularidad necesaria para evitar sufrir en la pelea por evitar el descenso a Tercera División.

-Fotografía: Levante UD-
El choque se inició con el equilibrio propio de la mayoría de enfrentamientos de una categoría que destila intensidad en sus partidos por los cuatro costados. Ambos equipos sufrieron para hacerse con el dominio y mostraron síntomas de incapacidad para generar ocasiones claras de gol. Cuando parecía que el cuadro dirigido por José Gómez se aproximaba con más frecuencia al área rival y controlaba mínimamente el control del esférico, el mazazo llegó de la mano de Iván Salvador. El delantero catalán aprovechó el envío de su compañero Aridai para batir con comodidad a Leandro.

Por si esto fuera poco, el colegiado mostró a falta de un minuto para la marcha a vestuarios la segunda tarjeta amarilla a Polaco, lo que obligó a afrontar la segunda mitad con inferioridad numérica y en el electrónico. El equipo retomó la pelea con ganas y esfuerzo, apretando la salida de balón visitante y adelantando sus líneas para asfixiar la circulación del rival. 

El juego por bandas, en busca de centros continuos al área rival, y las jugadas de estrategia, marcaron el guion a seguir por nuestros chicos, que pese a su trabajo y entrega no recibieron su recompensa en un marcador que quedó ya inalterado definitivamente. La próxima semana el equipo viaja a Palma de Mallorca para enfrente a uno de los cocos de la competición, el Atlético Baleares.


ARTÍCULO PATROCINADO POR