lunes, 20 de enero de 2014

El filial pierde por la mínima ante Huracán

El filial levantinista cayó el pasado sábado en su visita al Huracán Valencia por la mínima, en un encuentro marcado por la falta de ritmo y de ocasiones por parte de ambos conjuntos y que se decantó del lado manisero gracias al tanto de Adrià Granell a la media hora de partido.

-Fotografía: Jorge Ramírez-
Con la afición levantinista arropando desde el inicio, el equipo dirigido por José Gómez se mostró bastante sólido en los primeros compases y para nada pareció que visitaba a uno de los equipos punteros de la categoría. Sin embargo, los problemas ofensivos del cuadro azulgrana se hicieron patentes y cada vez de una manera más notoria con el paso de los minutos. 

Tras algún tímido e inocente acercamiento a portería de los locales llegó el primer y único tanto del partido. Javi Navarro asistió entre líneas para que Granell batiera a Leandro. No hubo más señales de ahí en adelante de un Levante espeso y algo inoperante hasta el paso por vestuarios.

Tras la reanudación, se alcanzó un mayor equilibrio de fuerzas que tampoco se tradujo en claras ocasiones de gol para ninguno de los dos equipos. La entrada de Jason mejoró a los visitantes, que vieron como de las botas de Higón y de Andy nacieron las más claras (y casi únicas) oportunidades de un equipo que se muestra incapaz de mostrar un ritmo de regularidad y de encadenar dos triunfos consecutivos.


ARTÍCULO PATROCINADO POR MI TIENDA DE LIMPIEZA
www.mitiendadelimpieza.com