martes, 3 de diciembre de 2013

El Levante Juvenil sufre para crecer

Todavía continúan invictos en lo más alto y, una semana más, han vuelto a demostrar por qué. El Levante UD Juvenil logró igualar en los compases finales la ventaja que el Atlético Madrileño había adquirido en el electrónico gracias al tanto de Altamirano. De las botas de Matías llegó el equilibrio final y de su rodilla las mayores preocupaciones en vista al partido del próximo domingo a las doce del mediodía en Paterna ante el Valencia.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Un choque intenso y atractivo desde los minutos iniciales, pero en el que las ocasiones más claras cayeron del lado azulgrana. Tanto Brais, en dos ocasiones, como Matías fueron los primeros en probar suerte. Sin destacar demasiado, los colchoneros pudieron ponerse por delante en los instantes previos al tiempo de descanso, con dos aproximaciones de peligro al marco del joven arquero Vicent.

Una fase repleta de desajustes, imprecisiones y un toque de locura tras la reanudación precedió a un período de absoluto dominio local, con continuas ocasiones por parte de los atacantes azulgranas. Sin embargo, en un error de marca y concentración, Altamirano aprovechó para perforar la meta local con total comodidad. 

El Levante no se rindió y, de las botas del joven goleador Matías Aquino, floreció el tanto de la igualada. Un remate fiero, enrabietado y de auténtico fuera de serie ante el que nada pudieron hacer los zagueros ni el guardameta rojiblanco. Uno a uno final y una semana más como líderes. Porque nuestros chicos son de oro y lo demostrarán una vez más ante el Valencia el próximo domingo.