jueves, 21 de noviembre de 2013

El submarino recupera su rumbo

-Fotografía: Marcelino García/ Terra-
Lágrimas y desolación. Dolor en los corazones amarillos tras ver cómo el remate de Falcao empujaba al equipo al infierno de una manera casi increíble. Sin embargo, tras un año duro, de auténtico calvario, y después de superar una difícil transición, el equipo amarillo se sitúa con orgullo dentro de un marco incomparable, casi inmejorable. Una gestión impecable y un modelo serio y cimentado en el trabajo y en la formación de los valores autóctonos les ha permitido volver a la élite de la mejor manera posible. A día de hoy los amarillos disfrutan de un meritorio cuarto puesto y se han mostrado como uno de los rivales a batir para ganarse un puesto que de acceso a la disputa de competición europea el próximo curso.

Marcelino, valor seguro

Sin duda alguna, la llegada de Marcelino García Total al banquillo del Villarreal en detrimento del joven Julio Velázquez, cambió por completo el rumbo del equipo. Poco a poco, y no sin un cuestionamiento inicial, instauró sin miedo alguno sus métodos e ideales para devolver al equipo a la máxima categoría. Un entrenador serio y comprometido que exhibe una particular combinación de realismo y sinceridad. No se casa con nadie y mucho menos se embarca en proyectos que le generen el mínimo atisbo de duda o no le ofrezcan unas garantías mínimas. Renovado ya hasta 2016. Por cierto, que le pregunten al señor Vicente Soriano el día que se firma a Unai Emery por qué se elige al vasco...

Asenjo, recuperado para la causa

Voy a seros sincero: me alegra muchísimo ver a Sergio Asenjo recuperado para el máximo nivel. Me parece uno de los mejores porteros de España y la oportunidad que le está brindando el Villarreal parece hacerle, por fin, olvidar el sufrimiento y martirio al que le han sometido las lesiones en los últimos tiempos. Consciente de que se trataba de una opción atractiva y apetitosa, el palentino se ha adueñado de la portería y deleita a sus aficionados con grandes actuaciones y prodigiosas intervenciones semana tras semana. La sombra de Thibaut ha desaparecido para él.

Cani, en su máximo esplendor

¿Qué hubiera sido de Cani si uno de esos equipos que se hacen llamar grandes hubiera apostado por él? Un futbolista espectacular, con una técnica envidiable y una visión casi diría que únicas. De nivel selección, sin duda alguna, ha recuperado nuevamente su mejor nivel y así lo está plasmando partido tras partido. Asiste, golea y dirige. Un auténtico estandarte.
-Fotografía: Bruno Soriano/ Superdeporte-

Un centro del campo de muchos quilates

Bruno Soriano. Tiene nombre y apellido el dueño de la parcela medular amarilla. Un tipo de ésos que no abundan en el balompié actual y que sienten que la importancia de pertenecer a un mismo equipo durante toda tu carrera no es sino un valor añadido. Probablemente uno de los tres mejores mediocentros españoles a día de hoy, ha adquirido esa furia, esa garra y esa veteranía que le eran achacadas antaño. Para que os hagáis una idea, algo parecido a lo que sucedió aquí con Iborra: fue enormemente criticado hasta que dio ese salto y ese paso adelante en agresividad que les hace, en estos momentos, sacar lo máximo de sí mismos. Un buen desplazamiento largo y una inteligencia supremas.

Sin embargo, sus compañeros en la sala de máquinas, Tomás Pina y Manu Trigueros, no desentonan en absoluto. Tomás suele formar junto al de Artana en los partidos más broncos, como visitante habitualmente, mientras que Trigueros despierta toda su magia cuando el equipo requiere de más control del esférico. Indispensables.

El factor Gio dos Santos

-Fotografía: Gio dos Santos/ Nación-
Magia, goles y todo lo que le pidas. El mexicano, muy cuestionado en los últimos años por sus actitudes extradeportivas, recuperó su mejor nivel en Mallorca el pasado año. Fue el mejor (casi el único) de los bermellones, quienes tras verse abocados al descenso de categoría, dejaron salir a Giovani por seis millones de euros. Después de barajarse durante mucho tiempo la opción de que el joven zurdo (pese a todo su recorrido tiene únicamente veinticinco años) recalase en Mestalla, el Villarreal se anticipó y le reclutó junto a Pina en el mismo pack. Desde la mediapunta dibuja mucho fútbol, se autogenera acciones de peligro y es capaz de definir en casi cualquier situación y liderar el frente de ataque amarillo. Acierto morrocotudo.


ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO

 http://www.ervimagrupo.com/