domingo, 6 de octubre de 2013

Al filial se le resiste la primera victoria y el Juvenil arrasa en Villarreal

El Levante B de José Gómez volvió a demostrar, en Bunyol, que tiene el nivel suficiente para ganar a cualquier rival de la categoría. Sin embargo, se le sigue escapando de las manos el convertir su dominio en el juego, en muchos tramos de los partidos, en ventaja en el marcador.

Andy celebra el empate | Foto:Jorge Ramírez / Levante UD
El filial granota salió convencido de poder romper la mala racha y conseguir la primera victoria de la temporada. De esta manera, la afición que se acercó a Bunyol pudo ver como el equipo buscaba la portería del Sant Andreu. Andy Rodríguez fue el primero en poner a prueba a la defensa catalana, y tras un tramo de la primera mitad sin apenas llegadas de peligro, Rubén Fonte tuvo la ocasión más clara hasta ese momento, al plantarse solo delante del guardameta Morales. Sin embargo, el delantero no pudo batir al cancerbero del Sant Andreu. Una vez más, la suerte le fue esquiva a los de José Gómez, que vieron como los catalanes ponían el 0-1 en el marcador en su primera llegada de peligro. Un tanto que fue obra de Ander, que con un certero testarazo aprovechaba un centro desde banda izquierda. Un golpe duro que no evitó que los granotas siguieran buscando la portería rival, pero sin fortuna de cara a la misma.

La segunda mitad se desenvolvió en los mismos parámetros que la primera, con un Levante volcado en busca del empate. Tras una gran internada de Higón, cuyo disparo estuvo a punto de hacer el empate, llegaron las buenas noticias para el equipo. Mossa fue agarrado dentro del área, lo que provocó que el árbitro señalara el punto de penalti. Una pena máxima que Andy Rodríguez convirtió en el empate a 1. Tras el empate, ambos equipos tuvieron sus opciones para llevarse los tres puntos, pero el Levante B tuvo que dar por bueno el empate tras la polémica expulsión de Mossa en el tramo final. Un empate final que no le sirve al equipo para salir del pozo, pero que sirve para que la zona de salvación no se aleje demasiado mientras el equipo va cogiendo ese poso de experiencia que le permitirá encontrar la senda de la victoria.

Por su parte, el Juvenil División de Honor de Miguel Ángel Villafaina siguió con su impecable trayectoria en este inicio de temporada en su visita al Villarreal. Al igual que el primer equipo del Levante femenino, el Juvenil, mérced a la victoria de hoy, se sitúa con 13 puntos, cediendo tan solo un empate en las cinco jornadas de competición. Solo el Valencia CF aguanta el ritmo del equipo de Villafaina, y ambos comparten el liderato.

Foto: Juanfran Roca
A pesar de lo abultado del resultado, la primera mitad se desenvolvió en la igualdad y no fue hasta la segunda cuando los granotas dieron muestra de su punch en ataque. Un par de llegadas peligrosas de Mario por parte del equipo local, y un disparo de Matías Aquino para el Levante, fue lo más destacado de la primera mitad.

El equipo de Villafaina no quiso dejar lugar a las dudas, y nada más empezar la segunda mitad el propio Matías transformó un penalti provocado por sí mismo para hacer el 0-1. El gol desmelenó al equipo, y se decidió definitivamente a lanzarse en busca de la guardameta rival. Tras estar apunto de aumentar la renta en dos ocasiones, de nuevo Matías Aquino hacía el tanto de la tranquilidad. Un servio de esquina de Calderón lo aprovechó el ariete para hacer el 0-2. Solo un disparo al palo del jugador del Villarreal, Manu Viana, pudo poner en peligro la victoria granota. Sin embargo, el Juvenil granota se apoyó en la seguridad del resultado para buscar con ansía el tercer y definitivo tanto. Un tanto que llegó al borde del final. Fran, que ya la tuvo poco antes, aprovechó una falta de Chus para controlar el balón y batir al guardameta local, lo que supuso el definitivo 0-3.

El conjunto de Villafaina mantiene así el pulso en la tabla con el Juvenil valencianista, y está mostrando un nivel que promete un nuevo año de éxitos.


ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO