domingo, 29 de septiembre de 2013

Xumetra brinda el segundo triunfo del Levante en El Sadar

Sufrido no, lo siguiente. Un enfrentamiento repleto de alternativas, de acciones polémicas y de variabilidad en el control del juego. Un choque de estilos que se resolvió con un gol de Jordi Xumetra en las postrimerías, aprovechando el rechace de un penalti marrado por Pape Diop. Oriol y Baba se mostraron fallones y, de no ser por su falta de acierto, el resultado final hubiera sido muy diferente.

La primera mitad se enmarcó en un claro dominio del esférico y del control del juego por parte de Osasuna. Los pupilos de Javi Gracia trenzaron una y otra vez trabajadas acciones de la mano de Sisi, De las Cuevas y Armenteros, provocando que el Levante no fuera capaz de elaborar contragolpe alguno en prácticamente ningún momento durante la media hora inicial.

-Fotografía: Jordi Xumetra (Jorge Ramírez) -
Sí que dispuso de numerosas ocasiones el killer rojillo, Oriol Riera, quien se mostró absolutamente negado de cara a portería. Pese a su buen ramillete de movimientos y de inteligencia en la recepción, el barcelonés marró en el momento clave ante un sobresaliente Keylor Navas. También De las Cuevas y Armenteros dispusieron de sendas oportunidades en el ecuador del primer acto, ambas desbaratadas con solvencia por el guardameta tico.

Caparrós miraba atento y activo desde la banda cómo sus jugadores trenzaban un inteligente entramado defensivo que provocó una embolia de ideas en la sala de máquinas navarra. Poco a poco el guion variaba de manera sutil. Los azulgrana (hoy de verde) se encontraban minuto a minuto más cómodos sobre el césped y la sucesión de ocasiones de los valencianos tomó su origen justo antes del descanso, con un remate de Baba Diawara tras un envío lateral de Pedro López que inexplicablemente acabó en saque de puerta.

El paso por vestuarios espoleó, todavía más, las intenciones de un Levante que se hizo con el control de las ocasiones y destapó todas las carencias defensivas del combinado pamplonés. Sin embargo, la falta de acierto de Baba y el vilipendioso silbato de Teixeira evitaron que los visitantes dejasen el envite visto para sentencia en los primeros compases de la reanudación.

El partido entró en una fase de desenfreno, de plena locura entre ambos conjuntos. Algo muy de agradecer por parte de los aficionados de ambos conjuntos, pero que cabreó y de qué manera a ambos preparadores. Un nuevo error del asistente de Teixeira tras un genial desmarque de Baba precedió al momento clave del partido. 

Una acción de torpeza de Lotiès, con la que culminó una nefasta matinal, supuso una pena máxima más que cuestionable. El lanzamiento de Pape Diop fue atajado por Andrés Fernández (se adelantó mucho en el lanzamiento), pero Jordi Xumetra aprovechó el rechace para arañar tres puntos de oro para el Levante. Una feísima acción de Cejudo sobre Juanfran acabó con la expulsión del mediapunta y el desencanto y enfado monumental de la afición local, que comprueba cómo su equipo sigue sin reaccionar y sin sumar unos puntos que se antojarán fundamentales para pelear por la permanencia.


CRÓNICA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO