lunes, 9 de septiembre de 2013

Trabajado triunfo del Juvenil ante el Tavernes Blanques

-Fotografía: Calderón, de frente, en un partido de la pasada campaña-
El Levante Juvenil División de Honor inició su andadura en la nueva temporada con un trabajado triunfo por un gol a cero ante el recién ascendido Tavernes Blanques. Los locales vendieron cara su derrota, y pese a mostrar escasos síntomas de superioridad y no merodear con peligro los dominios de Botella, obligaron a los pupilos de Villa a vivir en una continua tensión e intranquilidad que bien pudo traducirse en la igualada en los instantes finales del choque.

Calderón, uno de los futbolistas con más peso y empaque del grupo, se mostró también como el más activo de los jóvenes azulgranas. Hizo suya la banda derecha y comenzó a generar peligro sin piedad una y otra vez, con envíos al área que no fueron aprovechados durante los primeros instantes. Pablo, Colomer y Eloy lo intentaron, pero el gol se resistía.

Sin embargo, a la media hora de encuentro, llegaría el primer y único tanto del choque. Marc filtró un preciso balón para Calderón, quien sirvió en bandeja el tanto a Colomer. Poco destacable hasta el tiempo de descanso, dentro del clima de dominio absoluto de los visitantes y del empeño en utilizar la sorpresa como arma exclusiva para los chicos del Tavernes.

La segunda mitad únicamente fue capaz de prolongar el guion ya establecido. Control absoluto y arreones en forma de balones colgados al área, especialmente a balón parado, que supusieron algún que otro susto para la zaga azulgrana. Muchas cosas a mejorar, mucho que crecer, pero qué mejor que hacerlo con una elaborada victoria y un trabajo encomiable.

Fuente: Levante UD


CRÓNICA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO