lunes, 16 de septiembre de 2013

El filial se desmorona en su visita a Lleida

-Fotografía: web oficial del Lleida Esportiu-
El filial del Levante UD no ha comenzado el curso de la mejor manera posible. Con tan solo un punto en los cuatro encuentros disputados hasta la fecha, el cuadro dirigido por José Gómez sigue sin encontrar las directrices tácticas y de identidad que hagan del equipo un bloque sólido, consistente y demoledor. El rival, un Lleida extramotivado a raíz de su excelente arranque de competición, supo aprovechar sus ocasiones tras el descanso para firmar un triunfo solvente que le permite auparse a las posiciones de cabeza del Grupo III de la categoría de bronce.

La primera mitad transcurrió sin demasiado ritmo. La pausa y el miedo se impusieron al descaro y el atrevimiento propios de estos primeros compases de temporada. Un disparo al palo de Mata por parte de los locales y el desenfado ofrecido por parte del tridente ofensivo azulgrana, formado por Higón, Galán y Jason, dibujaron las únicas pinceladas de fútbol durante los cuarenta y cinco minutos iniciales.

Si el sábado comprobamos cómo Babá Diawara vomitaba sobre el césped del Ciutat de València después del ímpetu con el que acometió sus primeros minutos como azulgrana, Jordi César protagonizó en tierras catalanas un episodio de similares características. El joven valor levantinista se vio obligado a solicitar el cambio tras encontrarse indispuesto recién reanudado el envite.

Apenas siete minutos transcurrieron del segundo acto cuando, en una jugada desafortunada en el interior del área azulgrana tras un envío desde el córner, Mata aprovechó para poner por delante en el marcador al Lleida. Un auténtico jarro de agua fría del que mucho costó reponerse. No obstante, el equipo experimentó una notable mejoría durante los compases posteriores que se vio por completo dilapidada con el segundo tanto de los catalanes, obra de Osado, a falta de diez minutos para la finalización.

Con el árbitro como protagonista obviando dos claras acciones de penalty en el área del combinado ilerdense, Mata puso la puntilla definitiva en las postrimerías del partido. Un encuentro para reflexionar, para crecer y para mejorar. 

Ficha técnica:

3- Lleida Esportiu: Pau Torres, Molo, Biel Medina, Miramón, Mario, Didac (Bosch, min. 82), Barreda, Pere Milla (Chupe, min. 62), Mata, Imaz (Osado, min. 66), Aldalur.

0- Levante UD B: Leandro, Expósito, Mossa, Jordi César (Kike, min. 46), Borja, Camarasa, Higón (Rubén Fonte, min. 77), Fer (Armero, min. 55), Galán, Andy, Jason.

Árbitro: Azpilikueta Saldias, Aritz (Comité Vasco). Amonestó al local Biel Medina y al visitante Jordi César.

Goles:
1-0.Mata, min. 52
2-0.Osado, min. 77
3-0.Mata, min. 93


ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO