lunes, 10 de junio de 2013

Digno campeonato nacional del Levante alevín

Este fin de semana, desde el viernes al domingo, tenía lugar el campeonato nacional de fútbol-7 de alevines. Ese mítico torneo que en antaño se disputaba en Brunete (Madrid), pero que en esta XX edición se jugó en el Estadio de Los Cármenes (Granada).

Dicho campeonato reune a las representaciones de la cantera de los veinte equipos que forman la Primera División en el fútbol profesional. Por tanto, por tercera vez consecutiva, el Levante estaría presente en él. Quedó encuadrado en el grupo del FC Barcelona (quien a la postre fue el campeón al ganar la final 2-1 al Valencia CF), Málaga CF, Celta de Vigo y Rayo Vallecano.

El Levante alevín A (foto: Levante UD)
Su debut sería contra el Celta de Vigo, consiguiendo la victoria por 0-2. Goles de Alejandro Losa con un perfecto cabezazo en un córner y también de Álex con un derechazo desde la frontal dirigido a la izquierda del portero. Su siguiente encuentro (no televisado) sería frente al Málaga, con un empate sin goles.

Ya en la jornada del sábado, abría el día con "el coco" del grupo, es decir, el Barça. En un partido televisado por Cuatro, consiguió otro meritorio 0-0 con una excelente labor defensiva e imitando el estilo de juego del primer equipo de Juan Ignacio Martínez. Cabe destacar también el metitorio trabajo de Guillermo (portero) y Kevin (lateral), dos de los futbolistas más destacados del torneo. Restaba un encuentro y el Levante necesitaba ganar a un Rayo Vallecano ya eliminado si quería seguir vivo. Lo consiguió. Victoria por la mínima y clasificados como segundos de grupo.

En cuartos de final esperaba el Atlético de Madrid. Se vio un choque sin que ningún equipo tuviera claro dominio, aunque el Levante dispuso de más ocasiones que su rival. Tras la finalización de los 24 minutos reglamentarios, hubo de decidirse el ganador con la fortuna de los penaltis. Una fortuna que no sonrió ese día y veía como los levantinistas quedaban eliminados.

Fatídicamente, el camino llegaba a su fin. El destino era cruel con el Levante, al quedar fuera del torneo sin perder nada ni encajar un solo gol. Defendieron con mucha dignidad el escudo y la afición puede sentirse bien orgullosa de ellos.

ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO