viernes, 28 de junio de 2013

Ballesteros se despide del Levante UD con un hasta luego

Sergio Martínez Ballesteros se aleja del Levante. Pero no para siempre, sino que se despide con un "hasta luego". Tras un tiempo de reflexión en que le comunicaron que no contaba de cara a esta próxima temporada, hoy ha tenido lugar la rueda de prensa en que se daba a conocer la decisión tomada por el futbolista. En pocas palabras, Ballesteros no cuelga las botas e intentará fichar por otro equipo, pero tras su retirada volverá al Levante Unión Deportiva y ejercerá en los despachos.

Ballesteros hace entrega de las camisetas a sus padres (Foto: Eric Martín)
En el acto que tuvo lugar en el Palco Executive del estadio Ciutat de València, se congregaban un gran número de periodistas. A su vez, Ballesteros estuvo acompañado de gran parte de su familia, conocidos y el Consejo del Levante. Quico Catalán abría dicha reunión. "Es un día difícil, comienza una nueva etapa". El presidente levantinista deseaba que Ballesteros volviera algún día para seguir creciendo en el Levante. "Sergio ha demostrado respeto, quiere a su casa. En él se escenifica querer que el Levante crezca cada día y sea más grande". A su vez, agradecía al Consejo y a las personas cercanas a Ballesteros el apoyo brindado para que el jugador llegara a convertirse en la referencia que ha sido en este club.

Ballesteros emocionado (Foto: Jorge Ramírez / Levante UD)
Antes de la intervención de Ballesteros, se le homenajeaba con un vídeo recordando sus mejores momentos con la camiseta azulgrana. Tras ello, tenía la palabra y se notaba como poco a poco iba emocionándose. "Gracias al club que me apoyó desde los 18 años. Siempre será mi casa, siempre seré del Levante. Y esta afición es la mejor del mundo". El hasta ahora capitán levantinista mostraba su orgullo de haber defendido estos colores y decía con la cabeza bien alta que dio todo por esta camiseta para que se respetara el nombre del Levante.

Llegaba el turno de manifestar su decisión. "Quiero seguir jugando al fútbol, intentar vivir una experiencia bonita. A día de hoy no tengo ofertas. El futuro se irá viendo. Si no me interesa nada, me vincularé a los despachos del Levante". Ballesteros agradecía el respeto que siempre se le había brindado desde la entidad y comentaba que respetaba la decisión tomada para no seguir jugando. "Uno no elige el principio ni el final de su carrera. Solo pedí poder despedirme". Y es que Sergio Ballesteros se nota que lleva al Levante en el corazón, cuando afirmaba que hubiera sido más duro abandonar el Levante (sabiendo que ahora tiene una puerta abierta) que dejar el fútbol. Para concluir, recordaba que el momento más bonito para él fue el ascenso de 2010 tras unos años muy difíciles y se fotografió junto a sus acompañantes, haciendo entrega de dos camisetas a sus padres.


ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO