sábado, 4 de mayo de 2013

Viaje a Mallorca en plena tormenta

Fotografía: Levante EMV
El Levante visita mañana a partir de las doce del mediodía el Iberostar Estadi para enfrentarse al Real Club Deportivo Mallorca en un encuentro trágico y sumido en una situación de absoluta convulsión para ambos conjuntos. El cuadro bermellón tratará de sumar tres puntos que le alejen del cada vez más temido pozo del descenso, mientras que el fragmentado vestuario levantino espera certificar cuanto antes una permanencia que parece complicarse (dentro del cómodo margen que de momento ostentan) con el paso de las semanas.

Resulta complicado hablar de fútbol en las últimas horas dentro del seno de una entidad que afronta, sin duda alguna, una de las mayores crisis desde su vuelta a la máxima categoría. Por si esto fuera poco, a Juan Ignacio Martínez no le ha temblado el pulso a la hora de dejar en Valencia tanto al capitán Sergio Ballesteros como a Juanlu (pese a la baja por lesión de Rubén García), incluyendo en la citación al contrariado José Javier Barkero. Chris Lell, por lesión, y el polaco Dariusz Dudka completan la nómina de jugadores que no zarparán rumbo a Mallorca en la tarde de hoy.

Espera un equipo dolido y aferrado a las individualidades de su estandarte, Gio Dos Santos, para poder escapar del farolillo rojo y soñar todavía con una salvación que cada día parece más lejos de su alcance. Un equilibrio de poderes, o más bien de necesidades, con un final imprevisible. Quién no añora todavía el cuatro a cero de la primera vuelta... 


PREVIA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO