jueves, 9 de mayo de 2013

Pedro López: "Pongo en el fuego las dos manos y las dos piernas por todos mis compañeros"

Ya se respira ambiente de partido en Orriols. Es por ello que Juan Ignacio Martínez ha trasladado hoy la sesión de entrenamiento al Ciutat de València. Una sesión en la que todavía no ha podido participar Juanfran de ninguna de las maneras, ya que aún se encuentra hospitalizado aunque se espera que -salvo contratiempos- mañana reciba el alta hospitalaria y vuelva a Valencia. 

Entrenamiento 9 de Mayo (@Sheila Cano)
Quien tampoco estará seguro es Barkero, que únicamente ha realizado trabajo con el fisioterapeuta. En cambio, Lell, Rubén García, Iborra y Pedro López volvieron al grupo para entrenar con normalidad. Sin embargo, la presencia de alguno de los nombrados es dudosa para la cita contra el Real Zaragoza. Entre ellos, la de Pedro López, con un aparatoso vendaje y claros síntomas de cojear. Por ello, JIM ha contado hoy con el canterano Iván López, al igual que el guardameta Ovejero. El futbolista de Torrent también era el protagonista en rueda de prensa.

Pedro López confirmaba que tenía un leve esguince de rodilla y que habían optado por un vendaje especial. "Lo bueno que la lesión no va a más. Mañana el míster decidirá si cree oportuno contar conmigo". Al preguntarle sobre si la normalidad había vuelto al equipo, contestó con un sí tajante. "Ante todo hay un escudo y hay que llevarlo".

Pedro López en rueda de prensa (@Sheila Cano)
"Sergio es importante aunque no juegue. Da seguridad y tiene que estar. Es el capitán" opinaba Pedro López sobre su compañero Ballesteros. Uno de los presuntos implicados en la polémica del partido contra el Deportivo, a la que hoy se sumaban otras nuevas de involucración de jugadores del Levante en temas de apuestas. El valenciano era de nuevo claro hablando. "Pongo en el fuego las dos manos y las dos piernas por todos mis compañeros".

En el ámbito deportivo, manifestaba el deseo de ganar tras muchas jornadas sin lograrlo, consiguiendo de paso la permanencia. Además no descartaba otros objetivos si se pudiera. "Dentro del pesimismo, aunque invita más a mirar hacia bajo, estamos más cerca de Europa". Analizando al rival, comentaba que era un equipo que se juega la vida, estando al límite. Por ello, esperaba un buen ambiente y apoyo de la afición para el partido. Una afición cuyos pitos valoraba que no ayudaban: "En parte, dependen de resultados. La afición puede hacer lo que quiera, pero no ayuda. Yo no lo hubiera hecho". Por último, volvía a manifestar lo dicho tiempo atrás por él sobre su estado: Soy crítico conmigo mismo, pero este año estoy a buen nivel. A veces me siento jodido por no aportar más, pero hay que respetar al compañero y esperar la oportunidad".

ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO