viernes, 3 de mayo de 2013

Otro día más u otro día menos

En la sesión de trabajo del Levante durante el jueves, podría definirse como un día nada fuera de lo común. Una jornada nada extravagante en lo deportivo porque, por desgracia, vuelve a imperar las polémicas actuales.

Pero intentemos centrarnos en lo que dio de sí el día. Juanlu, uno de los jugadores puestos en el punto de mira, no acudía al entrenamiento tras concederle permiso el club. Precisamente, el andaluz podría tener una oportunidad contra el Mallorca, ya que Rubén García continúa ejercitándose al margen, junto al lateral alemán Lell. Su presencia para el partido en las islas no está asegurada. Quien sí volvió al grupo fue Juanfran, tras realizar un mal apoyo la anterior sesión que le hizo retirarse del entrenamiento.
Entrenamiento 3 de Mayo (@Jorge Ramírez / Levante UD)
El mismo futbolista, a la salida del estadio, era interrogado por los distintos medios de comunicación allí conveniente y que marcaba un antes y un después. "Estamos muy tranquilos y hay que pensar en lo deportivo, en los 43 puntos". A su vez, reconocía una mejor relación de vestuario y daba por sinceras las disculpas del mediapunta.

Ya por la tarde, tenía lugar junta extraordinaria del Consejo de Administración del Levante UD. El tema a tratar estaba claro. Tras varias horas de reunión, a mediación del presidente Quico Catalán, se emitía un comunicado oficial en el que se ponía a disposición de quien hiciera falta, defendiendo su transparencia, tomando las medidas que haga falta y haciendo un llamamiento a la afición con tal de seguir mostrando su apoyo.

En otro día más u otro día menos, es decir, durante el viernes Juan Ignacio Martínez compareció y manifestó que tanto Barkero, Juanfran y Quico Catalán ya habían tratado lo necesario sobre la dichosa polémica del amaño. Negaba también que las convocatorias y los jugadores que ponía a jugar eran debido a decisiones extradeportivas. Comentó que durante los dos días posteriores al partido contra el Deportivo, él trató de mediar en los problemas habidos en el vestuario. "No podemos olvidar estas dos grandes temporadas que hemos realizado, aunque esta segunda vuelta no está siendo muy positiva". Valoraba el partido del domingo como especial, ya que las últimas jornadas se están enfrentando a rivales de la zona baja y hay que obtener un buen resultado para asegurar la permanencia. Por último, añadía que no forzaría a Rubén si no llega en condiciones y que el aceptable rendimiento de Simao era una opción para hacer variaciones en el once.

ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO