viernes, 26 de abril de 2013

Levante UD - Celta de Vigo: No es un partido más

Jornada 33 de Liga. A falta de seis partidos para el final de Liga, el Levante está virtualmente salvado. No matemáticamente. Es por eso que una victoria sería crucial, ya que además permitiría no perder la estela de poder luchar por plaza europea.

Juanfran en el Celta-Levante 2012/13 (@Agencia EFE)
Pero delante estará el Celta de Vigo. Un Celta que se encuentra en el precipicio, metido de lleno en la lucha por no descender de categoría. Su último partido se tradujo el pasado lunes en una muy importante victoria ante el Real Zaragoza, en el tiempo de descuento. En las filas del conjunto celeste vemos rostros conocidos por su pasado levantinista. Es el caso del entrenador Abel Resino; también del central argentino Gustavo Cabral, quien probablemente no juegue de inicio. Quien seguramente sí lo hará será el atacante Iago Aspas, tras terminar el período de sanción; además Oubiña superó sus molestias. Por contra, Demidov no estará presente Lo que se verá sobre el césped del Ciutat de València será un Celta ofensivo y ambicioso, por planteamiento y componentes titulares. Tienen poco que perder y mucho que ganar.

Por su parte, el Levante necesita volver a convencer y agradar a la gente tras las últimas malas actuaciones. El equipo viene de encajar muchos goles y anotar pocos a favor. Tan solo tres tantos en Liga desde la marcha de Obafemi Martins. Unos números preocupantes. Es por ello que Juan Ignacio Martínez cogió al toro por los cuernos y sentó en el banquillo a Munúa y Ballesteros, saliéndole bien la jugada. Contra el Celta es casi seguro que esto vuelva a repetirse y, como él mismo dijo en rueda de prensa, pocos cambios se esperan. La única novedad aparentemente será la vuelta de Iborra tras su sanción, formando pareja con Simao Mate. El senegalés Pape Diop (amonestado) se ha quedado fuera de la convocatoria al igual que Héctor Rodas, Nikos, Dudka y Juanlu. Quien vuelve a estar entre los seleccionados del míster es el lateral Lell.

Veremos que sucede en el Ciutat de València. Se espera una probabilidad de lluvia del 50%. La misma posibilidad que ambos conjuntos tienen de llevarse el partido. Para unos saldrá el sol; para otros será un día atormentado.

ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO